En el futbol mexicano, al menos desde que se disputan torneos cortos, es poco común ver a uno de los equipos grandes de la Liga MX concluir en el último sitio de la clasificación.

De 42 temporadas disputadas, en apenas cuatro ocasiones, es decir 9.5%, se ha visto a uno de los clubes más populares al fondo de la tabla. A unos días de que concluya el Apertura 2017, a Pumas y Chivas les quedará evitar terminar como el peor plantel en el semestre.

Antes de disputar los últimos 90 minutos de su temporada, Pumas llega en el sitio 18 de la clasificación con 12 puntos, a dos unidades de Veracruz, que es penúltimo, y a tres de Querétaro. Mientras que Guadalajara con 15 unidades no puede confiarse, ya que con una derrota y combinación de resultados podría terminar último.

“Hubo muchas cosas que fallaron: los jugadores, las contrataciones. Hubo equivocaciones y por eso el mal paso del equipo. No hay justificación”, dijo a El Economista Manuel Negrete, exdelantero surgido de la cantera de Pumas, que en 1981 se coronó con el club universitario y que señala que la institución “debe invertir” en sus fuerzas básicas, en donde, a su juicio, hay carencia de visores.

El equipo de la UNAM buscará dejar el sótano y, de paso, evitar convertirse por tercera ocasión en la historia de los torneos cortos en un representante de los clubes grandes en México que concluyen como los peores del campeonato. Antes, el ahora equipo dirigido por David Patiño, fue colero en el Invierno 2001 y en el Apertura 2013.

América, en el Clausura 2008, y Cruz Azul, en el Clausura 2009, también terminaron como el equipo menos productivo de la temporada. Chivas se ha salvado de ocupar el último sitio de la clasificación, pero en el Invierno 2000 y en el Clausura 2013 estuvo cerca al ubicarse penúltimo.

Roberto Gómez Junco, analista de ESPN, calificó como “desastrosa” la temporada de Guadalajara, situación que atribuye a una “baja de juego” que tiene que ver con “falta de personalidad y mentalidad relacionada a que creen que ya lo ganaron todo”.

Brasil, el país de Sudamérica con casos similares

En Sudamérica existen pocos antecedentes de clubes grandes que hayan concluido en los últimos lugares de la Tabla General. En Brasil, Liga donde descienden los últimos cuatro equipos de la tabla, es donde más casos se han registrado.

Entre los clubes que han sellado malos torneos, concluyeron en la parte más baja de la tabla e incluso pagaron con el precio de la categoría el Palmeiras (2003 y 2012), Botafogo (2003), Gremio (2004), Atlético Mineiro (2005), Corinthians (2007), Vasco da Gama (2008 y 2013) y Fluminense (2013).

En Chile, sólo hay dos casos en la historia de dicho campeonato: La U. Católica en 1955 y la U. de Chile en 1989. En Colombia, el único club que sorprendió al hacer un mal torneo, quedar en los últimos lugares y perder la categoría fue el América de Cali en el 2011. En el futbol europeo, ocurrió con el Manchester United en 1974 y Atlético de Madrid en el 2000.