Al llegar al podio de la Fórmula 1, los pilotos vencedores regocijan sus triunfos empapándose con litros de bebidas costosas, como el champán marca Mumm o Moet & Chandon. Sin embargo, este 2021 regresa un viejo conocido a los festejos: Ferrari Trento.

La marca italiana vuelve después de más de 40 años de ausencia, ya que su última presencia en la Fórmula 1 fue en 1980 en el Gran Premio de Imola, justamente en su país. Este 2 de marzo, a 26 días de que comience la temporada 2021, la organización y la marca anunciaron un acuerdo por los próximos tres años.

De esta forma, Ferrari Trento estará presente en la celebración de 20 de los 23 Grandes Premios a celebrarse este año; solo se ausentará de Bahréin, Arabia Saudita y Emiratos Árabes Unidos, debido a que los países de Medio Oriente no permiten el consumo de bebidas alcohólicas en la competencia. Debido a esto, su debut será en la jornada 2 en el Gran Premio de Imola, como su última vez en los 80.

El vino Ferrari Trento es catalogado como el mejor de Italia por el estudio Global Wine Brand Power Index 2020, de Wine Intelligence, empresa británica especialista en investigación y consultoría de mercados del vino alrededor del mundo.

Dicho estudio se ha realizado por más de cinco años, y en la más reciente edición, Ferrari Trento destacó a nivel nacional con 100 puntos en la categoría de conocimiento de marca, 99 en el índice de conexión y 98 en el índice de compra de marca, lo que los coloca con una alta afinidad con sus consumidores y alta probabilidad de recomendación.

De igual forma, la empresa italiana Gambero Rosso, dedicada al análisis de la mejor comida y vinos de Italia, colocó a Cantine Ferrari, la bodega de Ferrari Trento, como la número uno en producción de vinos espumosos en dicho país en 2018.

Sin embargo, este emporio de vinos no tiene nada que ver con la escudería ni con la marca de autos Ferrari.

Pese a su larga ausencia en el automovilismo, en los últimos años Ferrari Trento se ha involucrado en otros deportes como el futbol y el tenis. Apenas en enero, estuvieron presentes en el festejo del título de la Juventus en la Supercopa de Italia y en mayo de 2019, el tenista español Rafael Nadal celebró con esta bebida su campeonato en el Másters de Roma.

“¡De regreso a Turín con las burbujas de Ferrari Trento fluyendo y la Supercopa a remolque!”, tuiteó la Juve el pasado 20 de enero, anexando fotografías de Giorgio Chiellini, Leonardo Bonucci, Álvaro Morata, Andrea Pirlo y Pavel Nedved con copas y botellas de dicho vino.

Históricamente, el champán ha sido la bebida predilecta de los festejos de la Fórmula 1, vinculándose desde el origen de la competencia en 1950, cuando el dueño de Moet & Chandon, Pablo Moet Chandon, le regaló una botella a Juan Manuel Fangio, campeón del Gran Premio de Reims (Francia). El champán se mantuvo por casi 60 años.

Sin embargo, la tradición de abrir la botella durante la premiación se dio hasta 1967 en Le Mans, cuando el campeón estadounidense, Dan Gurney, agitó y descorchó otra botella marca Moet & Chandon.

Mumm es otra marca de champán que estuvo presente en la Fórmula 1 del año 2000 al 2015, hasta romper el contrato y dejarle todo el espacio a Moet & Chandon. El vino regresó en 2017 con la marca Chandon pero se retiró para la siguiente temporada.

Al menos de 2021 a 2024, Ferrari Trento aparecerá en los podios, en el Paddock Club y en otros eventos patrocinados por la F1.

“Es la calidad del producto y la calidad de la compañía lo primero. Esta es la razón por la que nuestra relación ha desarrollado. Más allá de las palabras técnicas, los vinos espumosos italianos tendrán la oportunidad de ser muy apreciados y la F1 es la plataforma adecuada para asegurarse de que la gente pueda apreciar la calidad de Ferrari Trento”, mencionó Stefano Domenicali, director de la Fórmula 1, al medio Motorsport.

En México, un vino marca Ferrari Maximum Brut se cotiza en 902 pesos, mientras que el Giulio Ferrari, en honor al nombre del fundador de la empresa, cuesta 4,016 pesos.

deportes@eleconomista.mx