Corea del Sur se juega la vida en el Mundial de Rusia el sábado ante México.

El técnico Shin Tae-yong asegura que está preparado para el partido, pero duda que les favorezca el intenso calor de Rostov del Don.

“El factor decisivo para el partido, creo que probablemente será el clima. El clima influirá y creo que beneficiará al equipo mexicano debido a que están más acostumbrados al calor”, dijo Shin.

La temperatura que rozará los 30 Celsius al momento del silbatazo inicial.

“El cambio de clima probablemente nos causará un impacto negativo”.

Después de caer en su primer duelo del Grupo F ante Suecia, los surcoreanos se colocaron en un predicamento, mismo que puede enmendar con un triunfo el domingo ante México, que protagonizó una de las grandes sorpresas del torneo al derrotar 1-0 a Alemania.

Pese a ello, Corea del Sur asegura que existe una renovada confianza tras la derrota en su presentación. Y el optimismo se basa en la preparación para encarar el duelo contra México, al que Shin afirma que tiene bien estudiado a pesar de que el técnico del Tri, el colombiano Juan Carlos Osorio, se distingue por la rotación constante en su once titular.

“Analicé al equipo mexicano y después de ver el juego con Alemania creo que realmente fueron capaces de maximizar sus fortalezas”, dijo sobre su rival en turno.

“Mi trabajo es encontrar el punto débil del equipo mexicano y es lo que hemos estado haciendo durante varios meses pero no puedo revelarlo en este momento”.

Las rotaciones son un arma de doble filo, y el entrenador surcoreano afirmó que él mismo podría echar mano de ese recurso en busca de ajustar su planteamiento de acuerdo al rival frente a él. ¿Osorio habrá previsto los cambios?

“Osorio ya dijo que ha estudiado al equipo coreano y debo creer en su palabra. No sé a qué grado se preparó, lo tendremos que ver mañana”, dijo.