Londres. Tras años de demandas por la igualdad de derechos, incluso ante los tribunales de justicia, las mujeres debutarán en el boxeo de los Juegos Olímpicos, cuando en Londres 2012 unas 36 chicas se suban al encordado de la sala ExCel para disputar los títulos de tres divisiones.

El pugilismo de mujeres fue el deporte de exhibición en los Juegos de 1904 pero no volvió a aparecer hasta 2005, cuando intentó en vano entrar en el programa olímpico.

Ahora las féminas participarán en tres categorías: mosca (48-51 kilos), ligero (56-60 kilos) y medio (69-75 kilos).

El debut del pugilismo femenino en Londres 2012 estuvo precedido de grandes polémicas. Desde si las féminas debían pelear con minifaldas en vez de pantaloncillos, hasta eliminar dos divisiones en el masculino para darle cabida a las chicas.

No todos los países estuvieron de acuerdo con dar espacio a las mujeres en un deporte tan rudo, pero con el apoyo del Comité Olímpico Internacional, la Asociación Internacional de Boxeo Amateur (AIBA) logró imponer su criterio de que las chicas boxearan en Londres.

El boxeo amateur femenino se rige por las mismas reglas que el masculino, con la excepción de que los asaltos son de dos minutos en vez de tres que duran en los hombres.

Un tema polémico fue el del vestuario de las boxeadoras, con la idea de la AIBA de que las chicas usaran faldas cortas, algo que muchas atletas calificaron de movimiento publicitario para atraer al público masculino.

"Ni siquiera llevo minifaldas cuando salgo por la noche, por lo que definitivamente no voy a llevar una minifalda en el ring", aseguró la irlandesa Katie Taylor, boxeadora amateur más laureada de todos los tiempos, con cuatro coronas mundiales en el peso ligero (69 kg).

La AIBA capeó la tormenta dejando a las boxeadoras escoger entre una minifalda o un pantaloncillo corto para subir al cuadrilátero.

En esta primera edición del boxeo femenino olímpico hay varias figuras a seguir, como la propia Taylor, que buscará redondear su palmarés con un oro olímpico, así como la china Ren Cancan, monarca del orbe de la categoría mosca (51 kg) en 2008, 2010 y 2012, y la británica Savannah Marshall, titular mundial de los 75 kilos.

En la Pasarela olímpica de la Sala ExCel, se darán cita las brasileñas Erica Dos Santos Matos (51), Adriana Dos Santos (60) y Roseli Amaral (75), y la venezolana Karlha Francesca Magliocco (60), únicas representantes de América Latina en Londres 2012.

Amaral y Magliocco fueron medallas de bronce en los pasados Juegos Panamericanos de Guadalajara-2011, mientras las dos Dos Santos quedaron eliminadas en octavos de final del pasado Mundial de boxeo femenino en la ciudad china de Qinhuangdao.

Otra con sangre latina, pero peleando bajo la bandera de Estados Unidos, será la peso mosca de padres mexicanos Marlen Esparza, medalla de bronce en el Mundial de 2006 y campeona del Panamericano de boxeo en 2008.

Esparza es la boxeadora amateur más mediática del momento, con portadas en revistas de modas como Vogue, modelo de la firma de cosméticos CoverGirl y artista en comerciales de la Coca Cola.

Como en el masculino, una medalla de oro garantiza un salto más jugoso al profesionalismo, donde ya hay mujeres que triunfan por derecho de sus puños, algunas de ellas combinando fuerza con belleza, como Laila Alí, hija del mítico Muhammada Alí o las mexicanas Mariana "La Barbie" Juárez y Esmeralda "La Joya" Moreno