Dos Mundiales de Futbol se juegan en un sólo espacio: Lyon, Francia. 

En uno se define a la mejor selección nacional femenil del planeta, y en el otro, no se compite para vencer a un rival. Todos los equipos ocupan al futbol en su sentido multicultural, como bien social y promotor de la igualdad de género. 

El Mundial de Futbol que se vive en paralelo al Femenil de FIFA, se llama Festival 19. Aquí se superan todas las barreras idiomáticas, de condición social, y de acceso a oportunidades. 

¿Quién hace converger a los distintos proyectos en el mundo que ocupan al futbol como herramienta para impulsar el desarrollo en comunidades desfavorecidas? 

Street Football World (SFW) es una de las áreas de expertise de la FIFA que funciona como motor para evaluar, impulsar y reunir a los proyectos sociales de futbol en torneos internacionales, donde los ojos del mundo miran hacia una sede. En esta ocasión, por primera vez, tienen presencia en el Mundial Femenil. 

“Desde hace muchos años Street Football World ha trabajado con la FIFA en muchos proyectos. El de mayor dimensión es el Programa Community de la Fundación FIFA, en el que SFW desarrolla su función como experto en proyectos de futbol para el desarrollo en temas de asesoramiento y evaluación. Nosotros evaluamos a las organizaciones tanto para decidir a quién invitamos al festival como para otros proyectos que llevamos a cabo en distintos ámbitos”, explica a El Economista, Elvira González-Vallés, Directora de Comunicación de Street Football World. 

En marzo pasado la Fundación FIFA confirmó su apoyo a 93 proyectos sociales- de todos los continentes— al destinar para este 2019 un presupuesto total superior a los 3.1 millones de dólares. Para ser parte del programa comunitario de la Fundación FIFA uno de los requisitos es ser una organización no gubernamental (ONG) con independencia política y religiosa, y haber consolidado un proyecto que utilice el futbol para hacer frente a problemas sociales que afectan a niños o jóvenes. La FIFA a cambio de los fondos, pide legitimidad de los proyectos, es decir, solicita informes financieros y que se cuente con otros donantes que aporten una cantidad igual o mayor a la que aporta la Fundación FIFA.

El ‘festival’ que en esencia es el corazón del encuentro internacional de proyectos sociales, tiene sus orígenes desde el 2016, cuando Street Football World y Sport dans la Ville (una ONG francesa) empezaron a conceptualizar este proyecto. Ese año el ‘Festival 16’ se realizó en paralelo a la Eurocopa de la UEFA y se reunieron a 500 jóvenes en situación desfavorecida de todos los lugares del mundo. 

Repitieron la experiencia del festival en el Mundial de Futbol de Rusia, y a principios de 2017 (cuando ya se conocía que la Copa del Mundo Femenil 2019 se jugaría en Francia) Sport dans la Ville y SFW comenzaron a diseñar el proyecto que se vivió de nueva cuenta en Lyon, sede que tiene el respaldo de socios con prestigio bien establecido, entre ellos: FIFA, Olympique Lyonnais Foundation, Hyundai, GL Events, Metropole de Lyon, la Embajada de Estados Unidos en Francia, the Erasmus+ Programme of the European Union, Arkema, Crédit Agricole, Foundation Channel y Préfecture du Rhône.  

“De los partners que apoyan el festival, para nosotros ha sido muy importante el apoyo de la Unión Europea en el marco de su programa de Erasmus +”, señala la Directora de Comunicación de SFW.

Erasmus+ es el programa de la Unión Europea que apoya a la educación, juventud y el deporte en Europa. Su presupuesto de 14,700 millones de euros está pensado para beneficiar a más de 4 millones de europeos en el compromiso de responder a la Estrategia Europa 2020. 

En 10 días, los proyectos de 48 organizaciones sociales de 35 países (México no participa) interactúan en el ‘Festival 19’ bajo una misma premisa: usar el futbol como herramienta social de transformación. 

El Mundial de Futbol Femenil le da un toque especial a ésta edición con los proyectos que promueven la igualdad de género y el empoderamiento femenino. 

“Las delegaciones que participan en el ‘Festival 19’ representan a organizaciones que trabajan a nivel comunitario y que utilizan al futbol como herramienta de cambio. Ese es uno de los criterios que evalúa nuestra red Street Football World para elegir a los participantes. Éstas organizaciones previamente se postularon para formar parte del festival y explicaron cómo este evento puede ayudar a reforzar a sus ‘chavales’ y sus programas en la comunidad. Cada delegación viene representada por un joven líder, un líder de delegación, un embajador, y cuatro jugadores. Todos con la característica de que se han desarrollado en la organización”, apunta la Directora Elvira González-Vallés.

¿Cómo organizar el conocimiento y la dinámica en la presentación de los proyectos de 48 organizaciones en el Festival 19?

A través de actividades estratégicas como el Youth Forum (foro de jóvenes líderes). Aquí los representantes de los proyectos sociales reciben un entrenamiento sobre la dinámica del evento con el fin de que puedan enseñarlo a sus equipos. Además, es el espacio de intercambio cultural donde las delegaciones se presentan y acuerdan las reglas a seguir en el festival, las cuales promocionan conceptos de igualdad de género, solidaridad y trabajo en equipo.

También tienen un espacio que se llama la “Cumbre de la Igualdad”. Se trata de mesas redondas donde las organizaciones hablan es específico sobre la metodología de sus proyectos comunitarios. 

Otra actividad es el Equality Summit donde se habla sobre “los roles de liderazgo de las mujeres en sus comunidades. Se busca aumentar la conciencia sobre la igualdad de género y los derechos de la mujer y facilitar una interacción intercultural entre todos los participantes”

La interacción multicultural es en sí mismo el día a día el festival. Se complementa de perfomances culturales, visitas a la ciudad y la experiencia de entrar a los estadios a ver los partidos del Mundial, entre otras actividades.

***

Un ‘zoom’ al proyecto de futbol inclusivo

El Mundial de Futbol tiene su propio nombre: Festival 19. Aquí no se compite por hegemonía deportiva, se potencializa al futbol como un bien social. El planeta necesita del futbol como eje transversal en todas las regiones y razas humanas.   

De acuerdo a National Geographic "el multiculturalismo y las diferencias raciales tendrán un nuevo aspecto en el año 2060. La humanidad se mezclará cada vez más en un proceso científico que se le conoce como ascendencia mixta y dará lugar a más razas nuevas a las ya conocidas e incluso la desaparición de algunas”. 

El futbol ha cruzado la barrera del tiempo y los límites territoriales, se ha colado aún en los regímenes políticos y religiosos más herméticos que prohíben su práctica. 

“Que el futbol sea transversal para cualquier persona en el mundo, más allá de su condición. Que el futbol sea inclusión y la excusa para empoderar a las personas que siempre han recibido un ‘no’ como las personas que tienen discapacidad, que es parte de su vida cotidiana. Hay que estar abierto a entender que todos somos iguales”. 

Martín Lucero es el director de Comunicación de la Asociación Civil Andar desde hace 11 años y se encuentra en el Festival 19, presentado el proyecto de futbol inclusivo que desarrollan en Argentina. Es una de las 48 organizaciones en el encuentro internacional en Lyon, Francia. 

“El festival es una oportunidad de visibilidad para una comunidad que muchas veces es invisible. Para nosotros estos eventos nos permite mostrarle al mundo que estas comunidades tienen el derecho y pueden jugar al futbol”, expresa a El Economista, el director de Comunicación de la Asociación Civil Andar. 

¿Quiénes son las chicas argentinas de la Selección Femenina Fútbol Inclusivo?

Sebastian Gil Miranda, fotógrafo oficial en el evento Street Football World, las presenta en el video “Nosotras también podemos”.

“Ellas son muy francas, a una de ellas le gusta mucho la fotografía y a veces nos ponemos a tomar fotos juntos, compartimos puntos de vista. Me llama colega porque ella estudió fotografía. En Argentina han tenido la oportunidad de realizar giras como en el estadio del  Boca Juniors o River Plate. Tendrán un entrenamiento con la sub 15 de la Selección de Argentina. En el Mundial de Rusia conocieron a Messi, Agüero. Ellas derriban la barrera de ver el futbol como competencia, es un deporte de integración”, cuenta a este diario. 

El proyecto de la Asociación Civil Andar tiene entre todos sus retos un mérito especial. Se desarrolla en Moreno, una localidad en Buenos Aires que se encuentra entre las 10 ciudades con mayor índice de homicidios dolosos del país. Las chicas provienen de esta zona.

“Las mujeres de nuestra actual delegación son casos de éxito. Ellas enriquecen el debate sobre la inclusión de la mujer con discapacidades en situaciones comunitarias adversas. Buscamos generar espacios inclusivos de calidad y desarrollar el deporte más importante en Argentina, en el que participan hombre y mujeres con y sin discapacidad”, señala el director de Comunicación de la Asociación Civil Andar. 

Este es un ‘zoom’ al proyecto que presenta Argentina en el Mundial paralelo al femenil de Francia 2019. 

Si revisamos los 48 proyectos encontraremos los matices del futbol en su expresión multicultural y de inclusión. El deporte que lleva el balón por todo el planeta.