En el garaje del equipo Audi Drivers ABT Schaeffler de Fórmula E, una fila de aficionados se formó para tomarse fotografías con el piloto de la escudería, Daniel Abt.

El alemán firmó autógrafos y con una sonrisa bromeaba practicando su español junto a los fans. Una de las características de Abt, quien se mantiene cercano al público desde sus inicios en el circuito en 2014.

“Para ser honesto por lo que hacemos, el deporte es por los aficionados, si no estuvieran ellos viéndonos, nada tendría sentido. Nos dan mucho, entonces tenemos que regresarles con una manera de ser común y tratarlos bien para que pasen un buen rato. Es algo que en realidad no nos cuesta mucho trabajo, los hace sentir bien a ellos y por eso es vital mantener una buena relación”.

¿Quién asesora la manera en que manejas tu imagen?

— El único que puede manejar mi imagen soy yo. Tienes que ser alguien real, ser tú mismo. Claro, en ocasiones algunas personas vienen a decirte ‘no debiste hacer esto, o por qué dijiste eso’, pero es algo que siempre va a pasar. Por eso, intento hacer lo que considero mejor y hasta el momento ha servido bastante bien.

Al ser uno de los pilotos que comenzó con la Fórmula  E, ¿cómo se ha vivido el crecimiento del serial desde adentro?

— Es notorio el crecimiento. Cuando empezamos teníamos un pequeño garaje con pocos mecánicos y un equipo muy pequeño, nadie nos veía. Yo creí en la carrera, no había muchas personas que lo hicieran, inclusive se reían de nosotros. Nos decían que no íbamos a llegar muy lejos, ahora esa misma gente busca entrar a mi sitio, lo que me hace sentir orgulloso porque tomé la decisión correcta. Nos hemos convertido en un tema profesional. 

¿La Fórmula  E se comienza a posicionar como uno de los objetivos de los jóvenes pilotos que comienzan sus carreras?

— Definitivamente, hay mucha gente joven. Si ves la opciones con las que cuenta la gente para un deporte de automovilismo profesional está la Fórmula 1, Fórmula E, un poco sobre competiciones locales, pero no quedan muchas otras opciones, este circuito es muy profesional. Entonces cualquier piloto que quiera ser profesional busca pertenecer a un ambiente como este, entonces creo que con el tiempo veremos aun más gente joven introducirse.

El serial en la temporada 2019/20 cuenta con un promedio de edad de 30 años. Lejano al promedio que maneja la Fórmula 1, que cuenta con un promedio de 26 años. 

La popularidad de los pilotos en la fórmula eléctrica se ve reflejada en la competencia, al contar con la herramienta fan boost, implementación por la que los aficionados previo a la carrera votan por el corredor que buscan apoyar para que cuente con un soporte extra de energía durante la competición.

¿Cómo aporta la popularidad con la que cuentas para aprovecharlo en el resultado de la carrera? 

— La verdad es que la ventaja que da el fan boost es bastante pequeña y no va a cambiar en grandes proporciones el resultado de la carrera. Aunque siempre pienso que en los lugares donde se puede sentir una gran energía, por ejemplo aquí en México, pasas por el estadio y no dejas de oír las porras de los seguidores. Eso te brinda un extra, ese aspecto es el que considero mi fan boost.