En el primer partido de Rayados de Monterrey en el torneo internacional en Qatar, se observó en la tribuna del estadio a un sector de aficionados mexicanos que recorrieron 13,566 kilómetros para alentar a su club.

“Viajar al otro lado del mundo para gritar un gol del equipo que amas no tiene precio”, comenta a El Economista, Juan Ramón Palacios Chapa, quien organizó a un sector de 65 aficionados para asistir al torneo y lleva 20 años de ser la voz del estadio de Rayados.

Los precios dependieron del momento en el que se compró el paquete, entre mayo y junio costaron 58,900 pesos; los aficionados que los consiguieron en diciembre tuvieron que pagar 63,900 pesos. La planeación del viaje incluye boletos para los partidos, costos de avión y 10 noches de hotel a escoger por cada asistente, dependiendo de su presupuesto.

En el 2018, el registro del PIB de Qatar fue de 180.6 millones de dólares, que involucra un nivel de vida con costos elevados a comparación de los que se encuentran en México. En el país asiático, el precio de una cerveza se encuentra desde 100 pesos, la más barata, hasta 450 pesos. Sin embargo, de las principales diferencias son culturales, con derechos humanos que mantienen identidad islámica respaldados por la monarquía.

Si un aficionado fotografía o graba a una mujer vestida con burka en compañía de sus hijos, ella tiene el derecho de pedir a un guardia que detenga a la persona y encarcelarla hasta 10 días o pagar multas desde 5,000 hasta 10,000 dólares por invadir la privacidad de una mujer qatarí.

Como medida preventiva, hubo reuniones y comunicación constante con la embajadora de México en Qatar, Graciela Gómez García, quien explicó a los aficionados asistentes las normas de comportamiento para evitar tener problemas. Según una estimación de Juan Ramón Palacios, el número de visitantes mexicanos asciende a más de 1,300 personas.

A pesar de ello, varios fueron a los tres mundiales de clubes pasados en los que participó Monterrey y uno de ellos se jugó en Marruecos, en el que según Palacios, les advirtieron que “de robarse aunque fuera un cacahuate les cortaban la mano las autoridades”, lo que les ha ayudado a entender las distintas culturas a los grupos de animadores para mantener un buen comportamiento.

En un promedio evaluado por aficionados, tomando en cuenta costo del abono, transporte, estacionamiento y que consumen alrededor de tres cervezas por partido, el gasto por ir a los partidos en el Estadio BBVA es de 1,200 por cada uno. Tomando en cuenta que por ambos torneos del 2019 fueron 18 partidos y aunado a que gasten alrededor de 100,000 pesos en asistir al Mundial, la inversión que realizan en el equipo asciende a los 121,600 pesos.

Flamengo, finalista del Mundial de Clubes

Un año después de que el modesto Al-Ain emiratí dejase a River Plate fuera de la final del Mundial de Clubes, el Flamengo devolvió el honor al futbol sudamericano al imponerse este martes por 3-1 al Al-Hilal en la primera semifinal de este torneo.

El Mengao disputará el cetro del futbol mundial el domingo contra Liverpool o Monterrey, que se jugarán el otro boleto hoy en Doha.

Pese a la victoria final, durante 45 minutos, el fantasma de una nueva eliminación del representante sudamericano en las semifinales del Mundial de Clubes recorrió el Estadio Internacional Khalifa de la capital qatarí.

Hubiese supuesto un nuevo mazazo para el representante de la Conmebol, que ya se había quedado fuera de la final en dos de las últimas tres ediciones (Atlético Nacional en el 2016 y River en el 2018).

El Fla sufrió, sobre todo en la primera parte, en la que no encontró cómo hacer daño al campeón asiático, que se mostró muy ordenado en defensa y peligroso a la contra, con el francés Bafétimbi Gomis, el italiano Sebastian Giovinco y el peruano André Carrillo, volviendo loca a la defensa del Mengao.

A la pausa se llegó además con la ventaja saudita tras el tanto anotado por Mohammed Al Burayk (18), con un disparo desde el interior del área al que no llegó Diego Alves.

El campeón de la Copa Libertadores jugó mejor en la segunda parte y se vio favorecido, sobre todo por el tempranero empate anotado por De Arrascaeta, rematando a puerta vacía un pase de Bruno Henrique tras una buena combinación de todo el ataque carioca, que dio tranquilidad a los hombres de Jorge Jesus, que dispuso el mismo 11 inicial en la cancha que el que ganó la final continental ante River Plate (2-1 el pasado 23 de noviembre en Lima).

La entrada en el tramo final del veterano Diego Ribas fue clave de la remontada, con dos goles que nacieron de pases del exjugador del Atlético de Madrid.

Nada más pisar la cancha, el mediapunta abrió a la banda derecha para Rafinha, cuyo centro lo cabeceó a la red Bruno Henrique (78), el mejor jugador del partido.

Y apenas cuatro minutos después, el Mengao sentenció con otro pase de Diego Ribas a Henrique, cuyo centro para Gabriel Barbosa lo cortó Ali Albulayhi, enviando el cuero a la red (82).

El campeón asiático, además, acabó con 10 por la expulsión directa de Carrillo, por una patada a un rival (83).

En otro juego, el Esperance de Túnez goleó 6-2 al Al Sadd, para lograr la 5ª plaza en el torneo.

[email protected]