El futbolista portugués del Real Madrid, Cristiano Ronaldo, reconoció que es posible que la imagen de "arrogante" que tienen algunas personas de él le haya costado estar por detrás del argentino Lionel Messi, quien ganó las últimas tres ocasiones el Balón de Oro.

"Soy un hombre competitivo, y a veces las personas interpretan eso de una manera diferente, lo que es algo doloroso porque no me gusta, pero tengo que vivir", dijo el jugador.

Cristiano Ronaldo busca ganar su segundo Balón de Oro, que otorga la Federación Internacional de Futbol Asociación (FIFA), después de obtenerlo en 2008 cuando jugó para el Manchester United, aunque ahora tendrá una difícil competencia contra Messi y los españoles Xavi Hernández y Andrés Iniesta, además del colombiano Radamel Falcao.

Respecto a si su comportamiento en la cancha le resta simpatías, contrario a Messi, el futbolista "merengue" dijo: "No es algo sobre lo que quiera llorar, pero a veces creo que es así, no puedo estar seguro al 100% porque no lo sé, pero sí creo que a veces doy una mala imagen o me ven como un arrogante".

Agregó en entrevista con la cadena CNN que "quizá a veces concuerdo en que tengo una mala imagen en la cancha porque soy demasiado serio".

"CR-7" mencionó que la prensa tiene culpa de la imagen que se le maneja, ya que lo retrata de una forma muy diferente a la realidad.

"Aprendo de mis errores, eso es la vida. Algunas veces soy una víctima porque no conocen al verdadero Cristiano, si realmente me conocieran, si fueran mis amigos, si les dejase entrar en mi casa y compartir un día conmigo verían cuánto odio perder. Pero eso es parte de la vida. Y así soy yo", argumentó.

En este tenor, el delantero blanco se defendió de todas las personas que lo ven como un "arrogante" por ser una persona seria y competitiva.

"Me gustaría poder hablar con aquellos que creen que soy arrogante y demostrarles cómo es el verdadero Cristiano. Creo que lo necesitan", finalizó el lusitano que desea conseguir el Balón de Oro por primera vez con la casaca blanca.

EISS