La esperanza del diálogo entre países a través del deporte tiene una nueva oportunidad con los Juegos Olímpicos de Tokio 2020. Así ocurrió también en la región asiática con la cita olímpica de invierno en PyeongChang, Corea del Sur.

Moon Jae-in, presidente de los surcoreanos, expresó su esperanza de que sean una oportunidad para la conversación con Corea del Norte.

“Corea y Japón están caminando juntos simultáneamente mirando al pasado y al futuro. Los Juegos Olímpicos de verano de Tokio programados para este año pueden servir como una oportunidad para el diálogo entre Corea y Japón, Corea del Sur y del Norte, Corea del Norte y Japón, y Corea del Norte y Estados Unidos. Corea trabajará junto con Japón para el éxito de los Olímpicos".

Moon hizo los comentarios durante un discurso para celebrar el Día de Independencia, que marca una de las primeras demostraciones públicas de resistencia coreana durante la ocupación japonesa. La protesta contra el dominio japonés el 1 de marzo de 1919 no tuvo éxito, pero en última instancia fue un catalizador para la futura independencia.

"Los Juegos Olímpicos han servido anteriormente como un impulso para mejorar los lazos intercoreanos”.

Un equipo unificado de Corea del Norte y del Sur participó en el torneo de hockey femenino en los Olímpicos de Invierno de Pyeongchang 2018 y los dos países marcharon juntos en las ceremonias de apertura y clausura. Una delegación de alto nivel encabezada por Kim Yo-jong, la hermana del líder norcoreano, también visitó Pyeongchang.

Los Juegos de Invierno coincidieron en el contexto de la visita de la cumbre intercoreana en abril de 2018, la primera de las tres cumbres entre Moon y el líder norcoreano, Kim Jong-un.

Incluso, hubo discusiones entre Seúl y Pyongyang sobre el lanzamiento de una oferta conjunta para los Juegos Olímpicos y Paralímpicos de 2032, pero las conversaciones se estancaron como resultado de las crecientes tensiones entre los dos países. Las ofertas propuestas para la Copa Mundial Femenina de la FIFA 2023 y la Copa Mundial de la FIFA 2030 colapsaron por la misma razón.

El primer ministro japonés, Yoshihide Suga, habló de su deseo de mantener conversaciones con altos funcionarios norcoreanos en Tokio 2020 mientras busca un acuerdo diplomático sobre el secuestro de ciudadanos japoneses. Suga también expresó su voluntad de reunirse con Kim Jong-un en persona "sin condiciones previas" en Tokio. Se espera que los atletas norcoreanos compitan en Tokio 2020, mientras que se ha hablado de que unan fuerzas con competidores surcoreanos para formar equipos en baloncesto femenino, piragüismo y remo.

deportes@eleconomista.mx