Stoke City hizo honor a su nombre y logró una victoria sobre el Chelsea (1-0), este sábado en la 12ª jornada de la liga inglesa, que podría ser el estoque para su entrenador, José Mourinho, que no pudo estar en el banquillo, al estar suspendido.

Con este nuevo revés, el Chelsea ocupa la decimosexta plaza, a tres puntos de la zona de descenso.

El autor del tanto de la victoria del Stoke (12º), el austríaco Marko Arnautovic había sido calificado como "imposible de dirigir" durante su época en el Inter de Milan, pero el delantero rio el último con su acrobática volea en el minuto 53, en el Britannia Stadium, que dio el triunfo a su equipo.

El Chelsea sufrió su tercera derrota consecutiva en la Premier, la séptima en total.

NOTICIA: Multan a José Mourinho con 77,000 dólares

Los Blues no habían perdido tres partidos seguidos en la Premier desde 1999 y el actual campeón no se recupera, pese a haber dominado el partido.

El español Pedro Rodríguez estrelló un balón en el poste (67). Mourinho desde la habitación de hotel desde la que siguió el partido pudo ver al menos cómo los seguidores de su equipo entonaban su nombre y llevaban máscaras con su cara.

Por primera vez en mucho tiempo, el Chelsea hizo un buen partido, pero parece faltarle confianza para encauzar su camino.

Stoke solo había ganado un partido en casa esta temporada y poseía el peor ataque antes del inicio de la jornada, con nueve goles inscritos.

NOTICIA: Chelsea manifiesta su apoyo a José Mourinho

La historia dirá si Mourinho, autoproclamado mejor entrenador de la historia del Chelsea, dirigió su último partido en el club londinense cuando los tabloides hablaron esta semana de un rumor de ultimátum del propietario Roman Abramovich al portugués en el partido contra el Stoke.

Triunfo del United

Por su parte, el Mánchester United se impuso al West Bromwich por 2-0, por lo que sigue en cuarta posición, a un punto del Leicester, que ganó al Watford (2-1).

Antes de los partidos del domingo Mánchester City (1º) y Arsenal (2º), respectivamente contra Aston Villa (20º) y Tottenham (6º), Leicester alcanzó a los dos primeros, con 25 puntos, mientras que los Red Devils son cuartos con 24.

Frente al West Bromwich (13º), Mánchester United dominó, pero tardó en abrir el marcador.

El gol del joven Jesse Lingard (52) simplificó la tarea cuando no creaba muchas ocasiones.

De nuevo en punta, con Wayne Rooney detrás, el joven francés Anthony Martial provocó una tarjeta roja y ofreció al español Juan Mata de penal el segundo gol (90), aunque encadenó su sexto partido sin marcar en la liga inglesa.

"Todos los que han jugado al fútbol saben que es más difícil marcar cuando te enfrentas a un equipo defensivo", afirmó Van Gaal.

NOTICIA: Chelsea manifiesta su apoyo a José Mourinho

"Necesitas paciencia. En el segundo período, West Brom estaba más cansado y llegaron las ocasiones", añadió el holandés.

Desgraciadamente para el equipo de Louis van Gaal, el Leicester no cede terreno.

El equipo de Claudio Ranieri se impuso fácilmente a uno de los recién ascendidos, Watford (11º), con el duodécimo gol máximo realizador del campeonato, Jamie Vardy, de penal.

Vardy ha marcado nueve goles en los últimos nueve partidos, e intentará igualar la actuación del holandés Ruud van Nistelrooy, que marcó en diez partidos consecutivos.

"Es fantástico que Jamie Vardy haya marcado de nuevo", dijo el técnico del Leicester, Claudio Ranieri. "No sé si es otro récord el que ha conseguido, pero continúa en un gran momento", añadió.

frm