Fueron 76 lanzamientos y Joakim Soria, con 22 años,  se convirtió en el tercer jugador en lanzar un juego perfecto en la historia de la Liga Mexicana de Beisbol, fue el segundo duelo de la serie entre los Yaquis de Ciudad Obregón y Naranjeros de Hermosillo (9 de diciembre del 2006). En ese partido estuvo Giovanny Gallegos, quien en aquel momento tenía 14 años, y al final del partido tuvo la oportunidad de acercarse al pitcher.

“(Joakim) fue una inspiración muy grande para mí”, comentó Giovanny. Prácticamente una década después coincidieron como parte del selectivo del Clásico Mundial. Gallegos describe que Soria le dijo que siguiera confiando y que la recompensa llegaría. El 12 mayo del 2017, Gallegos debutó con los New York Yankees.

La siguiente ocasión en que ambos se encuentran fue en una serie entre los Yankees y Royals. A Joakim le dio gusto ver a Giovanny. “Se acordó del niño que lo fue a saludar cuando tiró el juego perfecto y me dijo: ‘Cómo cambian las cosas, mira en dónde estabas hace un par de años y mira dónde estas ahorita. Me da mucho gusto ver a un mexicano más llegar a las Grandes Ligas’”, comentó el ahora pitcher de los Yankees.

Joakim Soria, de 33 años, disputará su temporada número 11, con los Chicago White Sox. Es el mexicano con más salvamentos en Grandes Ligas (204) y ocupa el sitio 46 la historia de la MLB, empatado con Brian Fuentes y Aroldis Chapman.

Giovanny, originario de Ciudad Obregón, Sonora, indica que a Joakim Soria le gusta ayudar a las demás personas: “Incluso llego a pensar que se preocupa más por ayudar a una persona que por estar bien él”. Gallegos firmó con los Yankees en el 2011.

Tanto Gallegos como su compañero Luis Cessa, también pitcher de los Yankees, coinciden en la importancia de tener constante comunicación con la familia y compañeros, ya que aseguran pueden hacer la diferencia entre abandonar o continuar.

Luis Cessa acota que durante su carrera ha tenido la oportunidad que varios jugadores veteranos le den un consejo, pero fue una plática con el venezolano Johan Santana que lo marcó, Luis jugaba en la liga rookie.

Johan solía reunirse con los jugadores latinos para platicar y darles consejos, durante el proceso de recuperación de una lesión. Cessa recuerda que en una ocasión los invitó a cenar y le recomendó que no dejaran que les quitaran lo que les pertenecía, que debían trabajar, confiar y ser mucho mejores que los jugadores estadounidenses.

“Aquí, todos somos iguales, el que haga su trabajo es al que le darán la oportunidad. Lo que importa es que demuestren dentro del terreno”, es lo que les mencionó en su momento Johan Santana, ganador en dos ocasiones del Cy Young.

Cessa tenía 19, al ser tan joven menciona que en ese momento no asimiló del todo ese consejo y añade: “Al final de día te das cuenta de que las cosas son así y es cuando entiendes lo que te quieren decir”.

El originario de Córdoba, Veracruz, firmó con los Mets en julio del 2008 y fueron dos temporadas las que ocupó la posición de shortstop. Para el 2011, cambia de posición a pitcher y de los Mets pasa a Detroit y finalmente a los Yankees. El 8 de abril del 2016 debutó con la organización de New York.

[email protected]