Lance Armstrong seguirá siendo un "sobreviviente" en la mente del público a pesar de las acusaciones de dopaje, dijo un funcionario de Livestrong, la fundación de lucha contra el cáncer que el exciclista estadounidense fundó hace 15 años.

Preguntado por la AFP sobre el impacto de las acusaciones de dopaje acerca de cómo el público percibe a Lance Armstrong, Katherine McLane, una de los vicepresidentes de la fundación, dijo: "La gente todavía identifica a Lance como un sobreviviente de una experiencia terrible (cáncer) y eso no va a desaparecer".

Caído en desgracia tras ser suspendido de por vida por dopaje, Armstrong renunció el miércoles a la presidencia de Livestrong, aunque dijo seguirá colaborando con la organización.

"La gente en la Fundación y la comunidad de pacientes con cáncer considera a Lance de manera diferente que el público en general, que lo ve como un ciclista. Ellos conocen a alguien que ha dedicado 15 años para una causa noble y que dio 6.5 millones de dólares a la fundación", aseveró McLane.

El texano de 41 años había vencido el cáncer en 1996 antes de ganar siete veces el Tour de Francia (1999-2005), pero la Agencia Antidopaje de Estados Unidos (USADA) lo privó en agosto de la mayoría de sus títulos -incluidos los del Tour francés- y lo suspendió de por vida del deporte.

La USADA reveló la semana pasada un detallado informe con evidencias de que el estadounidense había jugado un papel importante en el "programa de dopaje más sofisticado jamás visto en la historia del deporte".

Desde entonces el exciclista texano ha perdido adeptos y patrocinadores importantes como el fabricante de ropa deportiva Nike, el grupo cervecero Anheuser-Busch y la empresa fabricante de bicicletas Trek, la marca que Armstrong usó para sus victorias sobre las montañas y los valles de Francia.

Armstrong hará el viernes su primera aparición pública desde que fue acusado por USADA, cuando se celebre en Austin el aniversario de Livestrong, que él mismo fundó en 1997 bajo el nombre de "Lance Armstrong Foundation".

En medio de la tormenta, el norteamericano envió un claro mensaje a los trabajadores de Livestrong.

El mensaje fue: "Concéntrese en su trabajo. No se distraigan", dijo Katherine McLane. "Y eso es exactamente lo que hicimos, nos mantuvimos enfocados ¿Ha sido difícil? Absolutamente ¿Seguimos ayudando a la gente? Por supuesto".

Según McLane, que no quiso dar cifras, las donaciones a Livestrong no se han visto afectadas por las revelaciones de la USADA sobre Armstrong.

"Estamos contentos de ver que las donaciones que sostienen a la Fundación son muy fuertes, especialmente durante este mes", dijo. "La gente apoya a la Fundación porque reconoce que ofrecemos un servicio muy importante".

EISS