Un año después de incursionar en el profesionalismo, la golfista María Fassi consiguió su primer título al imponerse de manera contundente en el Cooper Communities NWA Classic en el Bella Vista Country Club en Arkansas, y se proyecta como una de las grandes golfistas del país.

Lo que comenzó como un pasatiempo entre hermanos se convirtió en la pasión de María Fassi. Desde pequeña se propuso la meta de convertirse en la número uno del mundo.

“Hasta que un día empecé a jugar y a practicar con ellos, me gustó y me atrapó, y decidí tomar clases e ir a jugar”.

Con el tiempo la dedicación rindió frutos pues, desde los 15 años, María se colocó en lugares destacados de las grandes competencias amateurs del golf. Actualmente, es la segunda mexicana mejor colocada del ranking LPGA (239), después de Gaby López (42), y acumula ganancias por 146,793 en su carrera.

La egresada de la Universidad de Arkansas, logró el campeonato de la NCAA en el 2018, torneo en el que también fue galardonada con el premio Annika Sorensten a la mejor jugadora colegial, premio que Lorena Ochoa logró en el 2001 y 2002, sin embargo, la máxima referente del golf mexicano terminó en segundo lugar en los campeonatos nacionales de las mismas temporadas.

La hidalguense tiene la fortuna de contar con Lorena Ochoa como apoyo. Durante su último torneo en la NCAA compartió con Marca Claro que la tapatía siempre está pendiente de las deportistas mexicanas.

“Me ha dado todo el apoyo de su parte, me ha dicho que voy por buen camino, falta mucho, Lorena siempre ha sido un referente y va a seguir siendo un referente no únicamente en el golf sino también en mi vida”.

El debut profesional de Fassi fue a los 21 años en el abierto de Estados Unidos en 2019 donde cerró en la posición 12, superando incluso el debut de Lorena Ochoa en la LPGA.

Un año después Fassi se adueñó del primer lugar desde la primera ronda del torneo que forma parte del Womens All Pro Tour. La golfista indicó que su primer año en el Tour fue una experiencia de aprendizaje, especialmente fuera del campo: “Para mí, el desafío ha estado fuera del golf, viajar y tener que empacar una bolsa durante seis semanas seguidas. Ha sido un desafío que todavía estoy tratando de resolver. Creo que lo resolveré en los próximos meses, pero el próximo año debería ser todo bueno en esa área. Es como una prueba y error, intentas algo y no funciona, luego intentas otra cosa”.

El deporte fue un camino trazado en su vida pues su familia se ha dedicado por completo al futbol. Su padre, el argentino Andrés Fassi, es vicepresidente del club Pachuca y sus hermanos se encuentran también relacionados al balompié: Juan Pablo Fassi como director deportivo del club argentino Talleres y Sebastián Fassi es arquero del Necaxa.

Ahora la golfista tiene la mira puesta en los Juegos Olímpicos, aunque en un principio la decisión de postergar la justa la desilusionó, se mantuvo concentrada y le permitió prepararse física y mentalmente “más de lo que pudiera esperar para esta época del año”.

Reconocimientos:

• Campeona nacional 2013-2014, 2014-2015

• 2015 Campeona nacional de aficionadas.

• 2019 - Segundo lugar Campeonato Amateur de Mujeres de Augusta National.

• 2019 - Primer lugar Campeonato de golf femenil NCAA

• 2019 - Atleta Femenil del Año en la Conferencia del Sureste

• 2018 y 2019 - Primera en ganar los premios ANNIKA de forma consecutiva, otorgados a la mejor golfista colegial

• 2020 - Primer lugar Cooper Communities NWA Classic

PATROCINIOS

Embajadora de Rolex, Nike y AT&T

[email protected]