Cuando Carlos Salcido debutó con la playera de Guadalajara en un partido ante La Piedad, en julio del 2001, José Juan Macías apenas tenía 22 meses de haber nacido en el estado de Jalisco. Entre el experimentado capitán de Chivas y el futbolista más joven del Rebaño existen 19 años de distancia, una generación que conforma al plantel con menor edad de toda la Liga MX.

El equipo campeón y el más joven de la Primera División tiene 30% de productividad. Chivas es el club que ha utilizado a los jugadores más jóvenes del torneo, en nueve partidos el promedio de edad en las alineaciones del Rebaño Sagrado llega a 24.7 años, lo que significa dos años menos que la edad promedio de los jugadores que han tenido minutos en la primera mitad del torneo Clausura 2017.

“hoy en día, Matías Almeyda y la gente de Primera División los tiene muy listos, estoy seguro de que son el futuro de Chivas”, expresó Carlos Salcido a inicios del torneo, cuando obligado por lesiones, ausencias de jugadores llamados por selección nacional y suspensiones, Chivas recurrió a su cantera para encarar la defensa de su campeonato. Los resultados, después de nueve partidos, es que repetir el título se encuentra lejos, a cuatro puntos de zona de calificación a la Liguilla y en la posición 12 de la clasificación general.

Apostar por la juventud no siempre significa resultados inmediatos. Son los casos de Chivas, Pumas y Santos los tres equipos con menor promedio de edad en sus alineaciones, pero que sufren en la tabla general. Ninguno está en zona de calificación, suman más derrotas que triunfos y el proyecto a largo plazo no crea las condiciones adecuadas en resultados para tener un presente saludable.

“Salieron jugadores importantes, de mucha jerarquía y a quien le tocará suplir esos lugares iba a cargar con una responsabilidad y presión”, reconoció hace unas semanas José Antonio García, defensa de los Pumas de 25 años, casi la cifra media de las alineaciones de su equipo en el torneo, que se ubica en 24.9 años y es el segundo equipo más joven en la cancha.

La juventud es sinónimo de inexperiencia en el caso de Pumas, ya que en conjunto suman 684 partidos en Liga MX, lo que se traduce en una media de 26 juegos por jugador. La cifra coloca al equipo como el número 15 en experiencia; es decir, a los futbolistas del Pedregal les hacen falta más minutos en la cancha.

Los Universitarios tienen una productividad de 25%, ya tuvieron el despido de su técnico, Juan Francisco Palencia, y el presente no luce alentador. Ubicados en penúltima posición de la clasificación, el futuro es el único tiempo que pueden pensar para retomar el camino del triunfo.

Son precisamente Chivas y Pumas los clubes que más jugadores han debutado en lo que va del torneo, con cuatro y tres futbolistas, respectivamente. La inexperiencia y juventud son rasgos que comparten ambos equipos.

Santos Laguna es el tercer equipo más joven del torneo, sus alineaciones apenas superan los 25 años de edad, (25.2), aunque el presente diga que su productividad llega a 29 por ciento.

Los Guerreros acumulan cuatro torneos como el plantel más joven o uno de los de menor edad del certamen. Aunque el torneo pasado calificó a la Liguilla tras un año de no hacerlo, cada vez más el presente de Santos tiene una lucha con el descenso, ya que se encuentra a 10 puntos del último lugar. Apostar por la juventud a veces tarda en dar resultados.