Para el invierno, Adrián González empezó a practicar box como parte de su preparación física, desde el 2013. El beisbolista realizaba ese tipo de entrenamientos, porque era mejor para fortalecer ciertas partes del cuerpo. La rutina comenzaba 8:30 de la mañana, en el Club de Boxeo Wild Card.

Se relata en un texto de Los Angeles Times que Freddie Roach, entrenador Manny Pacquiao, lo observó y comentó: “Todavía no está listo para una pelea estelar, pero el muchacho tiene los fundamentos del box”.

Previo a su participación en el Clásico Mundial, en febrero del 2017, Adrián declaró: “Se me detectó tendinitis en el codo derecho y se me recomendó no tener actividad durante dos semanas para no agravar la lesión (...) resulta de tener mucho entrenamiento, mucho bateo o de boxeo”.

La campaña 2017 para Adrián se redujo a la participación de 71 juegos, la tercera cantidad más baja en su carrera en las grandes ligas, por una lesión en la espalda. El jugador de New York Mets tuvo que cambiar ciertas rutinas. “Las lesiones que yo tengo son de desgaste, no puedo seguir jugando después del verano, porque no aguanta mi cuerpo”, explicó.

En relación con los cambios que ha realizado, añadió: “Lo más importante es la forma en la que entreno, tengo toda mi vida entrenando muy fuerte, mucho ejercicio, pesas, boxeo, correr y muchas de esas cosas no me ayudaron con la espalda, me perjudicaban y tuve que cambiar la mentalidad e ir con un fisioterapeuta, para que trabajara conmigo y alineara mi cuerpo. Es muy diferente, pero son movimientos que han ayudado mucho a mi cuerpo”.

En la etapa previa a llegar a grandes ligas, la formación del beisbolista mexicano comenzó con un entrenador de atletas de alto rendimiento del Comité Olímpico de Estados Unidos. Ya que su papá, David González, buscaba que tanto Adrián como Edgar mejorarán, lo cual dio resultado.

Adrián, de 35 años, comenzará su temporada número 15 en las Grandes Ligas, con los Mets (franquicia que eligió de seis opciones que tenían, porque le ofreció la primera base). El reto para el beisbolista mexicano está en divertirse y poder ganar juegos.

Uno de los problemas de los Mets durante la temporada anterior fueron 18 jugadores que colocaron en la lista de lesionados. Fue la sexta organización con más bajas y concluyó en la cuarta posición de la división Este en la Liga Nacional (70-92).

“El equipo tiene mucho talento. El año pasado les fallaron cosas por lesiones y, en el beisbol, a los equipos que se mantienen con buena salud les va bien y a los que no se les dificulta un poco”, indicó Adrián González.

El mánager de los Mets, Mickey Callaway, ha explicado que no espera que el beisbolista mexicano juegue todos los días y alternará con Wilmer Flores, en la primera base.

El mexicano con los Mets es uno de los elementos con experiencia. “En general, quieres ayudar a todos. Quieres ser la mejor organización posible y, para poder hacerlo, debes ser capaz de ser el mentor de todos los niños pequeños, porque el equipo los necesitará en algún momento”, declaró al portal de las Grandes Ligas.

Las proyecciones para el mexicano indican que en 68 juegos registrará un promedio de bateo .253, 62 hits, nueve cuadrangulares e impulsará 33 carreras.

[email protected]