Uno de los nombres más recordados, apreciados y queridos entre los vehículos familiares en México está de regreso. No se trata de una nueva generación sino de una nueva interpretación de la movilidad familiar. El Journey 2022 está en México y apuesta por la seguridad, comodidad y tecnología.

Emocionante

Hace no más de 3 años este modelo salió del mercado tras una larga permanencia en la que fue reconocido como un ventajoso familiar. Hoy está de vuelta como un producto adaptado a la imagen y valores de Dodge. Pertenece al grupo chino GAC (Guangzhou Automobile Group), que en 2019 vendió más de 2 millones de unidades en China; tiene acuerdos de cooperación con diferentes marcas y grupos entre ellos Stellantis.

Journey fue sometido a un profundo trabajo de “naturalización” para mostrar los elementos distintivos de la marca de entre los cuales sobresale su carácter deportivo. Entre ellos están el acabado negro brillante en la parrilla misma que se extiende en parte de la fascia.

Los faros delanteros son Full Led, el frente muestra un trabajo de diseño aerodinámico muy atractivo sobre todo por las formas y las entradas de aire, por los costados resaltan los rines de 18” para las versiones SXT y Sport mientras que el tope de gama, GT, es de 19”. Otros elementos son las barras en el techo así como las molduras alrededor de las ventanillas que en ambos casos son cromadas.

En la parte trasera destacan el alerón trasero montado en la parte superior que al igual que las calaveras utilizan iluminación led. La marca recalca que en la zaga el elemento principal de identidad está en la luz Racetrack conformada por 190 leds.

 

 

Fuerte como familiar

El habitáculo muestra acabados de buen nivel en los que están presentes plásticos rígidos pero sin que sean perceptibles deficiencias en el armado como las diferencias entre los ensambles. Para las dos primeras versiones el panel de instrumentos es de 7” mientras que en el nivel GT es de 12.3”. De igual forma están el quemacocos y el techo panorámico con quemacocos, éste último es exclusivo para GT. Todas las versiones tienen Apple CarPlay, Android Auto, cargador inalámbrico, control de velocidad crucero, filtro de partículas PM 2.5, aire acondicionado de doble zona, segunda fila con respaldo 60:40 así como respaldos reclinables.

En cuanto a espacio y comodidad, los asientos delanteros tiene ajuste eléctrico de 10 vías para los niveles Sport y GT, además de calefacción y ventilación. Tiene dos puertos USB en la parte delantera y uno en la segunda fila.

 

default

Turbo

La mecánica está conformada por un propulsor de cuatro cilindros turbo con un desplazamiento de 1.5 litros con el sistema de sincronización de válvulas continuamente variable, que desarrolla 169 caballos de fuerza.

La transmisión es automática es automática de 6 velocidades. Sobresalientes resultan que la arquitectura trasera para la suspensión sea multibrazo así como sus 3 modos de manejo.

marcos.martinez@eleconomista.mx