El exproductor de Hollywood, Harvey Weinstein, se entregaría a la policía de la ciudad de Nueva York el viernes, luego de ser apartado de la cima de Hollywood por decenas de mujeres que lo acusan de conducta sexual inapropiada, dijo una persona familiarizada con el caso.

El portavoz de Weinstein, Juda Engelmayer, y su abogado Benjamin Brafman se negaron a hacer declaraciones sobre la entrega, reportada inicialmente por el New York Daily News.

El New York Times y NBC News también informaron que se esperaba que Weinstein fuera arrestado.

Más de 70 mujeres acusaron al cofundador del estudio Miramax y The Weinstein Co. de conducta sexual inapropiada, incluyendo violaciones. Estas denuncias dieron lugar al movimiento #MeToo en el que cientos de mujeres han acusado públicamente a hombres poderosos en los negocios, el gobierno y el entretenimiento.

Weinstein ha negado tener relaciones sexuales sin consentimiento.El exejecutivo será acusado por el testimonio de al menos una de sus denunciantes, Lucia Evans, una exaspirante a actriz que le contó al New Yorker que Weinstein la obligó a practicarle sexo oral en el 2004, informó el New York Daily News.

El Departamento de Policía de Nueva York y la fiscalía del distrito de Manhattan no confirmaron las noticias.

Desde que las acusaciones se hicieron públicas, los pesos pesados de la industria del entretenimiento se han distanciado de Weinstein, quien llegó a ser uno de los hombres más poderosos de Hollywood. El consejo directivo de Weinstein Co lo despidió y la compañía se declaró en bancarrota.

Entre las actrices que acusaron públicamente a Weinstein de conducta sexual inapropiada están Uma Thurman y Salma Hayek.