La dinámica actual requiere el uso de matemáticas aplicadas en todos los espacios de interacción sociopolítica y económica del hombre. Las encontramos en la vida cotidiana de la empresa, en el gobierno y la administración de las instituciones, en la aplicación de la inteligencia artificial, en las transacciones bursátiles y de valores, tanto tradicionales como electrónicas, en la salud, la educación, el arte y el deporte, por mencionar algunos.

Con el objetivo de formar profesionistas y directivos, que les permitan tomar las mejores decisiones para la resolución de los problemas, la Universidad Panamericana (UP) lanzará en el 2020 la licenciatura en Matemáticas Aplicadas.

En entrevista, Juan Manuel Lozano Pieyra, director de la nueva carrera, asegura: “Analizando el impacto que tienen nuestras carreras en la sociedad, nos dimos cuenta de que en el ámbito laboral se requería gente con un perfil de expertos que tengan la solidez en el pensamiento analítico y razonamiento lógico matemático”.

Las áreas están cada vez más matematizadas, el impacto de la estadística en áreas como la salud o la economía y finanzas es cada vez más importante y presente, pero para manejar todo este piso, debe existir capacitación en modelos matemáticos, deducción de problemas, fuerte capacidad de cómputo y estadística para el análisis de dicha información.

En este sentido, la UP ofrecerá un enfoque que desembocará en tres grandes campos laborales y de conocimiento: la estadística, que permite entender las realidades más complejas al convertirlas en números, y conseguir aplicaciones concretas a esa información, desde invertir en la bolsa hasta saber las dinámicas poblacionales de un país.

La ciencia de datos, que permite manejar e interpretar una gran cantidad de información para llevar a cabo diversas interacciones que van desde cosas más útiles (como sobrevivir al tráfico con diversas aplicaciones), hasta las más divertidas (como ver una serie que puede ser de interés a través de las diversas plataformas on demand). Por último, la ciencia computacional, que permite dirigir el enorme potencial que las computadoras tienen por los avances tecnológicos y diseñar las estrategias en las que estos procesadores pueden servir cada vez mejor y a más personas.

“Al fijarnos en las destrezas que se requieren para los problemas del mundo moderno, con tiempos de resolución cortos, hemos decidido fundar la carrera de Matemáticas Aplicadas”.

Lozano Pieyra asegura que las matemáticas son el arte de la deducción, “están apegadas a la belleza y cuando se logra ver desde esa perspectiva, se genera una gran sensación de exaltación”.

Indicó que su labor será generar ese entusiasmo a las nuevas generaciones, “con la divulgación para el estudio de estas disciplinas que son cada vez más necesarias”. Para ello agregó que se debe buscar una visión más lúdica de las matemáticas, para que en combinación con este auge de necesidades, se pueda generar el entusiasmo en muchas personas para que tengan la capacidad de resolver situaciones a través de estas materias.

“Cada vez tenemos más personas inscritas en áreas científicas, seguimos en el camino para cambiar la visión de rechazo por una de entusiasmo”, concluyó.

El plan de estudios está listo y diseñado con cuatro líneas terminales: Matemáticas, Ciencia de Datos, Estadística y Computación. Para ello sus egresados deberán cursar 70 materias, de las cuales 61 serán técnicas y nueve de humanidades. Habrá materias de conocimiento fundamental, de aplicación, más una columna vertebral en cómputo y estadística. en los seminarios, los alumnos, ya con conocimiento desarrollado, podrán ejecutar proyectos de su interés y enfocados en la vida real.

[email protected]