La higiene, o la carencia de la misma, impacta en la educación y desarrollo socio-económico de la población. Bajo esta premisa se dio a conocer la convocatoria Desafío UNBOX, La Higiene Importa. Se trata de encontrar ideas de innovación social que cambien la vida de las personas a través de soluciones de higiene, salud y cuidado íntimo.

Hoy se sabe que el creciente uso de toallas sanitarias, en combinación con su mayor conocimiento de prácticas higiénicas durante la menstruación, redujeron tanto las quejas de salud como los dolores e infecciones en 11% y 18%, respectivamente, según datos de la encuesta La Higiene Importa, de SCA.

México enfrenta varios retos, entre ellos el acceso y distribución de productos higiénicos y de cuidado íntimo en las poblaciones más desfavorecidas; la disponibilidad de servicios de higiene, agua limpia y saneamiento; además del manejo de desechos, en cuanto a su reciclaje, reutilización y creación de materias primas a partir de éstos.

En entrevista, Juan Carlos Esparza, director de Away From Home Latinoamérica de SCA, organizadores junto con Socialab de este evento, aseguró que se trata de encontrar nuevas formas de satisfacer necesidades de la población o resolver sus grandes retos generando relaciones sociales y nuevos modelos de colaboración.

Una idea que se transforma en innovación social puede marcar una diferencia significativa y hemos entendido que el tema social es cada vez más importante y, en ese sentido, los emprendedores lo entienden de manera inherente a sus proyectos , agregó.

Esta convocatoria se realiza por primera vez del 9 de marzo al 26 de abril con foco en México, Chile y Costa Rica. Es abierta, y pueden participar emprendedores sociales, estudiantes y público en general en cuatro categorías o desafíos: creación de modelos de acceso y distribución de productos de higiene y cuidado íntimo, acceso a sistemas de higiene y agua limpia, reutilización de desechos de procesos productivos en categorías de higiene y cuidado íntimo y educación enfocada a mejorar los hábitos de salud e higiene de la familia.

Para los 20 finalistas, SCA brindará capacitación de la mano con Socialab a través de un programa de incubación para ayudarlos a desarrollar sus ideas. Además, se les otorgará capital semilla de alrededor de 400,000 pesos dividido entre los cuatro primeros lugares, que deberán aumentar con 80,00 pesos vía crowdfunding por proyecto.

Todos los proyectos también van a ayudar para que estos emprendedores tengan su propio negocio, eso es sustentable, no es sólo una bonita idea, queremos que sean negocios que se puedan sostener , aseguró María Salceda, directora de Comunicación de SCA.

Hoy el tema de la innovación incluyente es una responsabilidad social, llegar a la gente que se encuentra en la base de la pirámide que muchas veces no tiene al alcance las necesidades básicas de higiene para cuidar su salud es imperante. Incluso hay gente que vive en ciertas regiones donde a veces no es fácil ni económico tener el sistema de distribución que permita llevar productos básicos , dijo Esparza.

Y agregó que se espera gran participación de los jóvenes. Hablar de los jóvenes también es hablar de inclusión, además tiene que ver con lo importante que es colaborar con ellos y asociarnos con ellos por la capacidad, perspectiva e ideas que ellos tienen, es una visión distinta que complementa muy bien la labor de cualquier empresa .

Las bases del concurso se encuentran en http://mx.socialab.com/desafios/ver/unbox

nelly.toche@eleconomista.mx