Cada año, cientos de personas son diagnosticadas con enfermedades de la sangre como leucemia, anemia aplásica, linfoma, mieloma, errores metabólicos o déficits inmunológicos. Todas estas enfermedades pueden requerir un trasplante de células progenitoras hematopoyéticas, conocido popularmente como trasplante de médula ósea, desafortunadamente la genética es muy complicada y realmente son pocos casos donde el familiar directo dona, “sólo 30% de pacientes con cáncer de sangre logra que un familiar le done las células madre que necesita, eso significa que 70% de los pacientes depende de la buena voluntad de una persona desconocida”, explica el doctor Juan Antonio Flores Jiménez, hematólogo y especialista en trasplante, durante el lanzamiento de la campaña Todos tenemos un tipo.

En nuestro país, sólo 10% de la demanda de trasplantes está cubierta, esto quiere decir que el otro 90% no lo tiene por diversas razones, una de las más importantes es la falta de donadores.

A través de Be The Match, el registro de donadores de células madre más grande y diverso del mundo y que llegó a México el año pasado, se espera llegar a 1 millón de registros en nuestro país y así aumentar las posibilidades de una donación, actualmente el número es muy bajo. Hasta el momento, de manera general, se tienen 19 millones de donadores registrados y se han facilitado más de 86,000 trasplantes de células madre, de médula ósea y sangre de cordón umbilical. Tan sólo en el 2017 se realizaron 6,100 trasplantes a través de la fundación.

Los pacientes mexicanos se encuentran ante una especial dificultad para encontrar un match (donador compatible), debido a la gran diversidad genética dentro de nuestra población, “es por ello que requerimos tener más donadores mexicanos. De esta forma, aumentar las posibilidades de encontrar un match para los pacientes”, destacó Kenza Gravois, gerente de Marketing de Be The Match México, ya que en estos procedimientos no hay listas de espera, porque los pacientes no pueden esperar. Necesitan encontrar un donador que sea compatible al ciento por ciento.

En México, los cánceres más frecuentes en los niños menores de 14 años son las leucemias agudas y son los que más requieren trasplantes de médula ósea, entre 1,500 y 2,000 muertes se presentan al año por estas enfermedades, pero no solamente la leucemia se cura a través de un trasplante, alrededor de 70 enfermedades pueden atenderse por esta vía y para algunas de ellas puede representar la única cura.

Mitos sobre la donación

La médula ósea muchas veces se confunde con la médula espinal, causando desconcierto del procedimiento de donación, explica el doctor Flores. Para el primer caso, se trata de células dentro de los huesos —la fábrica de la sangre, coloquialmente hablando—. para extraer estas células y ayudar a estos pacientes, se puede hacer a través de sangre periférica, es decir, una práctica muy parecida a la donación de sangre (77%); otra forma es yendo directamente a la médula ósea con un procedimiento sencillo a través de una punción (23 por ciento).

El rango de edad para la donación es de 18 a 44 años y los requisitos y proceso no tienen ningún costo. Comienza con el compromiso para donar a cualquier paciente y confirmar los requisitos de salud, se llena un formato de consentimiento y se firma el aviso de privacidad, se toma una muestra bucal con un hisopo alrededor de la mejilla, con eso se concluye el primer paso para salvar la vida de alguien, en un proceso que no lleva más de 10 minutos.

Posteriormente, las muestras se mandan a un laboratorio para obtener la tipificación (obtener el antígeno leucocitario humano o código genético), con esto se ingresa de manera formal a la base de datos, que puede ser consultada por cualquier médico especialista que requiera de un donador a través de la fundación, aunque también existe una inscripción en una red para médicos que agiliza aún más el procedimiento.

¿Que probabilidades hay de ser elegido como donante? En promedio, uno de cada 430 miembros donará y el contacto puede tardar meses, años, décadas o nunca, pero el compromiso es importante. La decisión de donar es lo más valioso.

Otra forma en que Be The Match apoya a los pacientes es a través apoyos financieros para personas de escasos recursos, por lo que, si no se puede ayudar donando, se puede hacer con apoyo financiero, “gracias a los donatarios en Estados Unidos es que este proyecto pudo llegar a México, pero se requieren apoyos locales para continuar con el trabajo”, agregó Gravois.

Para seguir otorgando mayor información y concientización, la campaña contará con distintas actividades como: visitas a distintas universidades y empresas para también hablar sobre la gran necesidad de donadores en México y motivar a las personas a formar parte del registro.

Adicionalmente, bajo el hashtag #SalvaUnaVida se invitará a toda la población a acudir a lugares públicos donde se llevarán a cabo eventos donde las personas interesadas puedan unirse al registro de donadores.

nelly.toche@eleconomista.mx