Las imágenes, tomadas por un dron, muestran las ruinas de la iglesia de San Juan de Paricutín sepultada por la lava en 1943 tras la erupción del volcán Paricutín.