Cuando Alexis Pegues declaró públicamente su homosexualidad con los familiares del lado de su padre, a los 16 años, sorprendidos y molestos, no aceptaron que tuviera novia. Su vida estaba en crisis y tuvo que lidiar con prejuicios externos.

Un estudio reciente del Journal of Abnormal Psychology encuentra que una relación romántica puede ayudar a los jóvenes homosexuales y lesbianas como Pegues a sentir menos angustia mental, incluso más si se trata de afroamericanos o latinos. Esto contrasta con el hecho de que, en las vidas de los adolescentes heterosexuales, generalmente se descubre que el romance causa angustia en lugar de alivio.

Pero el estudio de la comunidad joven LGBT también mostró que el romance, definido como una relación continua, es decir cuando alguien tiene novio(a), puede hacer que los jóvenes bisexuales se sientan peor. Para los jóvenes homosexuales o lesbianas, sin embargo, estar en una relación puede ser una gran fuente de apoyo.

“La persona con la que salían era la primera persona a la que acudirían cuando tenían noticias para celebrar, pero también la primera persona a la buscarían para apoyarse si sucedía algo horrible”, dice Brian Mustanski, uno de los autores del estudio.

Sarah Whitton, otra de las autoras del estudio, señaló que los jóvenes gais y lesbianas enfrentan prejuicios sociales. “Viven en una sociedad que generalmente estigmatiza las orientaciones sexuales que no sean heterosexuales”.

Jóvenes lesbianas y homosexuales estaban 17% menos angustiados cuando tenían relaciones que cuando no tenían relaciones, encontró el estudio. Pero los bisexuales estaban 19% más angustiados en las relaciones.

Joanne Davila, profesora de psicología clínica y directora de capacitación clínica en la Universidad de Stony Brook en Nueva York, que no participó en el estudio, dijo que le preocupaba que los jóvenes bisexuales no cosecharan los beneficios de las relaciones amorosas y que los investigadores necesitaban descubrir el por qué.

Las personas bisexuales se sienten invisibles en la comunidad LGBT, expresó, y son estigmatizadas por ser promiscuas.