Como parte de la estrategia del gobierno federal para ir paulatinamente reincorporándonos a la "nueva normalidad", la Secretaría de Turismo emitió un “Lineamiento Nacional para la reapertura del Sector Turístico”, que incluye los museos.

Estas medidas básicas, dirigidas a prevenir y mitigar al máximo los riesgos de contagios del nuevo coronavirus, establecen entre otras medidas, el control de temperatura a visitantes y al personal; registro exhaustivo de visitantes donde conste algún número de contacto en caso de una emergencia; indagar sobre la salud y la movilidad de los visitantes (consulta sobre viajes en los últimos 14 días), uso obligatorio de cubrebocas, mantener la distancia social de 1 metro entre cada persona, delimitando en salas los espacios que deben ocupar los visitantes, no realizar concentraciones ni eventos de más de 100 personas, suspender las visitas guiadas y el recorrido en grupos de más de 10 personas (a menos que sean familia) y los programas y eventos dirigidos a personas mayores y otros grupos vulnerables.

Se recomienda insistir a los artistas y participantes en eventos que no asistan si se sienten mal de salud. Los visitantes que muestren signos de enfermedad, "deben ser rechazados y alentados a buscar atención médica".

También se sugieren medidas de acordonamiento en eventos al aire libre para limitar la participación y, en general limpieza y desinfección permanente en las instalaciones, y sobre todo en mesas, barandales, vitrinas, bancas y todo el mobiliario de uso de los visitantes donde se pueda alojar el virus SARS-CoV-2 causante de Covid-19.

“Estas medidas deberán de ser efectivas a partir del 1 de junio como una prioridad en la nueva normalidad; tomando como base el semáforo por regiones publicado en el DOF (Diario Oficial de la Federación) el 14 de mayo del presente año, el que se establece una estrategia para la reapertura de las actividades sociales, educativas y económicas”, refiere el documento.