Un retrato del arcángel Gabriel realizado en un azulejo de barro vidriado es la obra más antigua de Leonardo Da Vinci (1452-1519), según dos expertos que la presentaron este jueves.

A un año de las celebraciones oficiales por los 500 años de la muerte del genio del Renacimiento, el académico Ernesto Solari y la grafóloga Ivana Bonfantino confirmaron la autenticidad de la obra, actualmente propiedad de particulares.

En realidad, dijo Solari en una conferencia en la sede de la Prensa Extranjera en Roma, se trataría también de un autorretrato de Leonardo realizado en 1471, cuando tenía entre 18 y 19 años de edad, en el horno de su abuelo Bacchereto.

La firma del genio se puede leer de izquierda a derecha en el rostro del arcángel y está parcialmente mimetizada con la mandíbula al lado de la fecha “1471” y de un entrelazamiento de letras y números colocado bajo el nombre.

En el bordo inferior del retablo está grabada también la sigla “LDV ib”, que según los expertos indica las propias iniciales del artista, además de su lugar de origen “Lionardo Da Vinci di Vinci”.

“Se trata de la pintura más antigua de un joven Leonardo, con fecha de abril de 1471”, confirmó Solari, autor de investigaciones y descubrimientos sobre Da Vinci y quien trabajó al lado de Bonfantino, grafóloga y catedrática de la Universidad LUMSA de Roma.

Explicó que el retablo, de forma cuadrada y de 20 por 20 centímetros, fue comparado con las obras de artistas que antecedieron a Leonardo, sus maestros y de sus contemporáneos del periodo de aprendizaje en el taller de Andrea del Verocchio en Florencia.