Con la obra Possessing Nature, de los artistas Tania Candiani y Luis Felipe Ortega y la curaduría de Karla Jasso, será inaugurado el Pabellón de México en la LVI Exposición de Arte Bienal de Venecia, en El Arsenal, Sala de Armas, Tesa B.

Possessing Nature parte del vínculo que tienen tanto la ciudad de México como la ciudad de Venecia con su entorno lacustre, lo cual les ha otorgado una particular identidad desde su fundación. Candiani y Ortega realizaron un proyecto donde profundizan y articulan estéticamente el manejo de los recursos naturales y su impacto en la comunidad.

Claro que la ciudad de México es distinta a Venecia. El entorno lacustre ha ido desapareciendo a lo largo de estos cuatro siglos, tanto por el entubamiento de sus afluentes como por el crecimiento urbano.

Tania Candiani trabaja principalmente con la voz, con la narrativa lingüística y con la potencia sonora, y Luis Felipe Ortega trabaja con la imagen en movimiento y el discurrir del tiempo, enfocándose en el material y su relación con el espacio.

Los artistas suman interrogantes en común: los puentes y contradicciones entre la visualidad y la sonoridad, la tensión y el equilibrio, la naturaleza y la tecnología.

Possessing Nature, apoyada por el Conaculta a través del INBA, es explicada por los artistas como una contrainfraestructura edificada con placas de acero, tuberías y bombas hidráulicas. Su construcción fue realizada en México para después reensamblarse en Venecia, bajo un trabajo de ingeniería.

La obra es un sistema hidráulico que toma agua desde la laguna de Venecia, haciéndola transitar por la escultura monumental mediante un canal que la impulsa a distintas velocidades y con diferentes caídas, para llevarla a concluir su trayecto en un espejo de agua que regresa el fluido a su sitio de extracción. (INBA)