Los tratamientos para hacer frente a la pandemia que ha matado a más de cinco millones de personas en todo el mundo, se han centrado hasta ahora principalmente en las vacunas.

 Los farmacéuticos han realizado investigaciones para crear otras armas para combatir el Covid-19 y finalmente, tras meses de estudios y ensayos clínicos, Merck y Pfizer han encontrado su “vellocino de oro”: innovadoras píldoras antivirales contra la enfermedad.

Merck se lanzó primero con Molnupiravir, en octubre, y Pfizer tuvo el segundo éxito a principios de noviembre con su píldora anti-covid, Paxlovid.

 Ambas píldoras se consideran un cambio de juego para contrarrestar los efectos de la pandemia, dando una nueva esperanza para las personas que están en riesgo de desarrollar enfermedades graves y la posibilidad de aliviar los sistemas de salud sobrecargados en todo el mundo.

Molnupiravir – el primer medicamento antiviral para covid

Originalmente, la píldora fue desarrollada para tratar la influenza y diseñada para introducir errores en el código genético del virus, evitando que la infección se propague en el cuerpo.

Según los ensayos clínicos en Estados Unidos, Molnupiravir, producido por Merck y Ridgeback Biotherapeutics, mostró que un curso de cinco días del medicamento redujo en un 50% la hospitalización o la muerte en personas con covid de leve a moderado.

Además, para aquellos con al menos un factor de riesgo para desarrollar enfermedades graves como obesidad, diabetes mellitus, enfermedades cardíacas o mayores de 60 años.

La vicepresidenta de Descubrimiento de Enfermedades Infecciosas de Merck, Daria Hazuda, dijo: "Este tratamiento antiviral es una herramienta muy importante para ayudar a las personas que no están vacunadas o que responden menos a la inmunidad de las vacunas".

Los resultados del ensayo sugieren que Molnupiravir debe tomarse una vez que se desarrollan los síntomas para tener efecto. Los pacientes que ya habían sido hospitalizados con covid grave mostraron una respuesta decepcionante, según un estudio anterior.

¿Cómo funciona este medicamento?

Una vez que el paciente es diagnosticado con la enfermedad, puede comenzar un trtamiento de Molnupiravir, es decir, cuatro cápsulas de 200 miligramos, dos veces al día, durante cinco días, un total de 40 píldoras.

El medicamento es más efectivo en las primeras etapas de la infección; por lo tanto, se recomienda tomarlo tan pronto como alguien dé positivo al covid y dentro de los cinco días posteriores a la aparición de los síntomas.

A diferencia de las vacunas, que se dirigen a la proteína espiga del virus, este antiviral funciona dirigiéndose a una enzima que el patógeno utiliza para hacer copias de sí mismo.

Las vacunas provocan una respuesta inmune, mientras que Molnupiravir interrumpe la replicación del virus, lo que hace que produzca “bebés” poco saludables, por así decirlo.

La infección podría tratarse con esta píldora inmediatamente después de una prueba positiva en lugar de esperar a ver si el paciente se enferma gravemente.

La píldora de Merck se puede tomar en casa, liberando recursos hospitalarios para pacientes más gravemente enfermos.

Hace unas semanas, el regulador de medicamentos del Reino Unido dio luz verde a Molnupiravir, convirtiéndose en el primero en aprobar un antiviral contra el Covid-19.

Este movimiento abre la puerta a decenas de miles de personas vulnerables que van a recibir la terapia a partir de este próximo invierno.

A finales de noviembre, se habrían administrado medio millón de dosis del antiviral, siendo las personas mayores  y las personas con sistemas inmunes debilitados, las prioritarias  para tomar la píldora.

Esta semana, la Agencia Europea de Medicamentos EMA ha aconsejado a sus estados miembros que pueden usar Molnupiravir –Lagevrio en Europa– en situaciones de emergencia.

El aumento de las tasas de infección y las muertes debido a Covid-19 desencadenaron este movimiento en todo el continente.

Los casos de covid están actualmente en espiral en varios países europeos, incluidos Alemania, Países Bajos, Austria y Hungría, lo que lleva a los gobiernos a temer un invierno difícil por delante para volver a imponer restricciones.

Como advertencia, la EMA dijo que las mujeres embarazadas o las mujeres que no están usando anticonceptivos y podrían quedar embarazadas no deben usar Molnupiravir, ya que puede afectar el crecimiento y desarrollo del feto.

Paxlovid – píldora antiviral desarrollada por Pfizer

En los primeros días de noviembre, Pfizer anunció los resultados de primera línea de su ensayo que afirmaba que un análisis provisional mostró que su píldora redujo el riesgo de muerte y hospitalización en un 89% en pacientes que fueron diagnosticados recientemente con el coronavirus.

Con este antiviral, las personas tienen más tiempo y mayor acceso a un tratamiento que los mantendrá fuera del hospital.

El medicamento debe tomarse solo si alguien da positivo al covid y dentro de los primeros cinco días cuando aparecen los síntomas.

Paxlovid debe combinarse con un medicamento más antiguo llamado Ritonavir. La píldora de Pfizer combina una nueva molécula desarrollada específicamente para desactivar el SARS-CoV-2, el agente causante de Covid-19, y Ritonavir, es un medicamento contra el VIH que ayuda a retrasar la descomposición del medicamento específico del coronavirus.

Comparación entre ambas píldoras

Los investigadores han comparado los medicamentos de Merck y Pfizer, a pesar de que ambos datos sólo están en comunicados de prensa.

Los números de la píldora de Pfizer se ven impresionantes cuando se compara con la de Merck, que es del 50 por ciento.

Científicos externos también han planteado preguntas sobre si el medicamento de Merck podría cambiar el ADN de los pacientes, lo que, en teoría, podría conducir a defectos de nacimiento o riesgo de cáncer.

En este sentido, Merck ha insistido en que no es probable que Molnupiravir cause tales cambios basados en estudios en animales que la farmacéutica ha realizado. Un panel de expertos convocado por la FDA (Administración de Alimentos y Medicamentos de Estados Unidos) evaluó el medicamento el 30 de noviembre.

Sobre los posibles efectos adversos en el ADN de los pacientes, un representante de Pfizer dijo que la compañía desarrolló un inhibidor de la proteasa para evitar cualquier daño al ADN.

También mencionó que Pfizer no se habría detenido si su medicamento hubiera alcanzado sólo el 50% de la eficacia, ya que su objetivo era mayor.

Acuerdos de licencia

La pregunta que queda ahora es si los países pobres sufrirán el mismo destino que con las vacunas. ¿Estarán las píldoras disponibles para todos, incluso para los países necesitados?

Muchos están reflexionando si las naciones ricas tendrán acceso preferencial a las píldoras, como con las vacunas, dejando a los países de bajos ingresos en segundo o tercer lugar.

Hace un par de semanas, Pfizer anunció que firmó un acuerdo para permitir el acceso global a su píldora Covid-19, Paxlovid.

El acuerdo se hizo con Medicines Patent Pool, una organización de salud respaldada por las Naciones Unidas, que otorgó a los fabricantes de genéricos luz verde para que la píldora esté ampliamente disponible en 95 países de ingresos bajos y medios, llegando al 53% de la población mundial.

En un comunicado, la compañía dijo: "Pfizer no recibirá regalías sobre las ventas en países de bajos ingresos y renunciará aún más a las regalías sobre las ventas en todos los países cubiertos por el acuerdo mientras la Covid-19 permanezca clasificada como una emergencia de salud pública de importancia internacional por la Organización Mundial de la Salud".

Medicines Patent Pool también ha llegado a un acuerdo de licencia con Merck y Ridgeback Biotherapeutics, centrado en un acceso más amplio a Molnupiravir en 105 países de ingresos bajos y medios.

Con respecto a las regalías, Merck y Ridgeback Biotherapeutics dijeron que no tomarán ninguna por las ventas, mientras que la Covid-19 siga siendo una emergencia de salud pública de importancia internacional en la categoría de la OMS.

¿Qué significan las píldoras Covid para las vacunas?

Los expertos coinciden en que las vacunas siguen siendo la mejor defensa y pueden reducir el riesgo de contraer Covid-19.

La píldora es útil en lugares donde las tasas de vacunación son lentas o donde millones no han sido inoculados. Además, donde el almacenamiento de vacunas no es posible ya que algunas de ellas requieren temperaturas bastante bajas para ser efectivas.

Una desventaja de la tableta es que algunas personas pueden asumir que con la píldora ya están inmunizados, lo que alimenta el escepticismo hacia la vacuna y dificulta persuadir a los antivacunas.

Los antivirales orales también son una protección contra el Covid-19, y la ventaja es que se toman por vía oral fuera de un hospital, aliviando hasta cierto nivel la sobrecarga del sistema de salud.

Siempre existe la posibilidad de pensar que este medicamento es una solución mucho mejor que una vacuna, lo cual es incorrecto. Las píldoras y las vacunas tienen diferentes propósitos.

Ambas píldoras, Molnupiravir y Paxlovid, cambian las reglas del juego, pero no son reemplazos de las vacunas. Las vacunas son la mejor manera de crear inmunidad y estar a salvo del virus.