La prolongación de la pandemia hasta ahora por más de un año y medio ha puesto “en aprietos” a las editoriales independientes. Incluso, pese a los avances en la vacunación y la reactivación del mercado, este segundo año de restricciones sanitarias ha resultado aún más adverso que el pasado para este eslabón de la cadena editorial.

En ello coincidieron integrantes de la Alianza de Editoriales Mexicanas Independientes durante la presentación de la novena edición de la Feria del Libro Independiente (FLI), que dicha alianza organiza en colaboración con el Fondo de Cultura Económica (FCE) y la cual se realiza de manera híbrida a partir de este viernes y hasta el próximo 1 de octubre.

El mercado presencial es esencial, dicen editores

“Hemos perdido espacios de venta con el cierre de las librerías y en las ferias, que era donde también vendíamos mucho. Varios de nosotros, que íbamos a (la FIL) Guadalajara cada año desde hace muchísimo tiempo, no vamos a poder asistir. No pudimos asistir la vez pasada y eso merma mucho las ventas, que no podamos vender los libros de manera física. Eso nos ha puesto en aprietos”, declaró la editora Cecilia Moreno Gamboa, de Ediciones de Educación y Cultura e integrante del comité de la feria.

El editor Luis Armenta Malpica, de Mantis Editores, de Guadalajara, añadió: “creo que este año ha sido peor en lo general que el anterior porque teníamos proyectos avanzados desde 2019, pero el 2020, donde no hubo ningún movimiento, es el que nos ha golpeado. Los resultados del 2021 no han sido mínimamente satisfactorios, estamos atravesando una de las peores rachas de estos años recientes”.

Añadió que la incertidumbre ha impedido la participación de muchas de las ferias del libro independientes, sobre todo, dijo, porque “hay que asumir costos de stands, de gente que administre los espacios, del traslado de los ejemplares”.

La editora Nayeli Sánchez, de La Cartonera, en Morelos, añadió que las ferias presenciales son aún más importantes para el mercado editorial independiente porque son el punto de contacto primordial con los lectores. “Esos lectores necesitan conocer el libro, tocarlo, y no está pasando. Hemos participado en ferias del libro virtuales. Y creo que en el sentido del impacto, de darnos a conocer, ha sido bueno porque ciertamente las presentaciones virtuales tienen muchísima mayor audiencia que una presentación física. Ha sido beneficioso en términos de divulgación, pero no de ventas. Sí nos conocen más, sí saben más de nosotros, sí hemos logrado un contacto importante con colegas a nivel internacional, pero queremos estar de vuelta, cerca de los lectores. Necesitamos esa presencia en las librerías, en las ferias, donde el libro físico pueda ser considerado”.

El Economista preguntó a los editores sobre cómo se ha modificado la producción de novedades en este año. Luis Armenta Malpica respondió que al menos para Mantis Editores será “el que menos novedades tengamos en los últimos 15 años, porque estamos apostando al movimiento del fondo que ya tenemos, al catálogo vivo”.

La poeta Frida Varinia, también editora de Quadrivium Editores, explicó que los tiempos para las editoriales independientes no son los mismos que para las grandes editoras, puesto que las primeras no se pueden permitir catalogar los libros como novedades y rezagados. “Tenemos libros de gran vigencia que no dependen de si son nuevos o no. Nuestros libros no tienen caducidad. Los invito a que vayamos cambiando dinámicas como pensar que si un libro es de 2019 ya no sirve, porque en las librerías te van marginando (...) el tiempo del libro no tiene que ser caduco”.

Programa híbrido: “El libro va”

La novena edición de la Feria del Libro Independiente comienza este viernes y permanecerá hasta el próximo 1 de octubre de manera híbrida, con la Librería Rosario Castellanos del FCE como sede física, en la colonia Condesa de Ciudad de México, y en la página de la feria (feriadellibroindependiente.mx) para los contenidos virtuales, todo bajo el lema “El libro va”. En ella tomarán parte 71 editoriales mexicanas y como invitada especial la costarricense Ediciones Perro Azul, uno de los sellos editoriales más importantes de su país.

Dentro del programa híbrido se contemplan más de 40 presentaciones editoriales, tres conferencias literarias, además de un programa profesional con media docena de conferencias y charlas enfocadas a mejorar las prácticas comerciales en una era donde los presencial y lo digital tienen relevancia por igual. Asimismo, se realizará la proyección del mediometraje Avándaro 71. La visión de los vecinos, en ocasión del 50 aniversario del histórico festival que marcó un parteaguas en la música y la contracultura mexicanas.

Además, la editorial de literatura infantil y juvenil Petra Ediciones recibirá el Reconocimiento a la Trayectoria Editorial. “Es una editorial con más de 30 años de labor en el mercado editorial mexicano, particularmente para el público infantil y juvenil, con libros hermosísimos de arte, de fotografía, literatura infantil, documental, ente otros. Es un esfuerzo de tres décadas que tenemos que reconocer y, por supuesto, celebrar”.

Conferencias literarias:

Cien años sin López Velarde - Mantis Editores

Caribe 2.0: panorámicas de narrativa y poesía - editorial Elefanta

De lector a lector: la lectura colectiva como revolución y resistencia - Perla Ediciones

Programa profesional:

Metadatos: una herramienta potente al alcance de las editoriales independientesAdriana Ortega - MVB / Metabooks

Aumenta las visitas a tu web con las mejores prácticas (SEO)Eduardo Peña - Grupo Trevenque

Y el libro también va en formatos digital y sonoroElena Bazán - Bookwire O

Taller: Redes social: una herramienta de venta para la edición independienteNancy García e Itzuri Burgos – Lecturable

Los desafíos de la edición independiente después de la pandemiaDaniel Benchimol - Proyecto 451

ricardo.quiroga@eleconomista.mx