La alfombra roja de la nonagésima segunda edición de los Oscar, es un espacio para lucir los mejores atuendos; pero también para dirigir un mensaje poderoso, como lo hizo la actriz Natalie Portman, quien se detuvo ante las cámaras para mostrar su abrigo en el que bordó los nombres de las directoras que no fueron nominadas a los Premios de la Academia.

En la entrega 2020 del galardón, marcada por la falta de diversidad, ninguna mujer aspira a la estatuilla de dirección, y con la excepción Cynthia Erivo (Harriet), todos los actores y actrices nominados son blancos.

“Estoy reconociendo a las mujeres que no fueron reconocidas por su increíble trabajo de una forma sutil”, dijo Natalie Portman, mientras desfilaba en la alfombra con un conjunto Dior en negro y dorado.

Greta Gerwig (Mujercitas), Elsa Amiel (Pearl), Mati Diop (Atlantique), Marielle Heller (Un amigo extraordinario), Celine Sciamma (Retrato de una mujer en llamas), Melina Matsoukas (Queen & Slim), Lulu Wang (The Farewell), Lorene Scafaria (Estafadoras de Wall Street), fueron algunas de las que, dijo Portman, no fueron nominadas.

Foto: Reuters
Foto: Reuters

La acción de Natalie Portman podría explicarse por el descontento de algunos críticos y gente del medio por la omisión de Greta Gerwig en la lista de nominaciones, con una adaptación de una historia de época y de empoderamiento femenino, como lo es Little woman.

Además de que todavía en el medio hollywoodense se presume de desigualdad en los salarios bajos de mujeres que han denunciado y hechos públicos sus ingresos por producción, reivindicaciones como la de Patricia Arquette que en los Oscar de 2015 mencionó, "ya es hora de que tengamos de una vez por todas el mismo salario (que los hombres) y los mismos derechos para las mujeres en EE UU", al recoger su galardón.

Eso, sin contar con que 84% de los miembros es de raza blanca y 68%, varones.

kg