Este jueves falleció Aretha Franklin, cantante conocida como “La Reina del Soul”, informó su publicista. La causa fue cáncer pancreático, dijo su representante, Gwendolyn Quinn.

En la víspera, Stevie Wonder visitó a la Reina del Soul en su hogar. El dirigente por los derechos civiles Jesse Jackson y el exesposo de Franklin, el actor Glynn Turman, también visitaron a la cantante de 76 años.

Meses atrás, Aretha Franklin canceló una gira de conciertos por orden de su médico, que le indicó reposo.

La "Reina del Soul" es conocida por éxitos como "Respect" (1967, una poderosa versión del éxito del difunto Otis Redding) o "I Say a Little Prayer" (1968).

Con su poderosa voz, Franklin ha sellado un lugar en la historia de la música estadounidense a lo largo de una carrera de décadas que abarcó todos los géneros, del soul al R&B, del gospel al pop.

En 1987 se convirtió en la primera mujer en ingresar en el Salón de la Fama del Rock and Roll. En 2010, la revista Rolling Stone la colocó primera en su lista de los 100 mejores cantantes de todos los tiempos, tanto hombres como mujeres.

"Espectáculo milagroso" 

Franklin, a la que diagnosticaron cáncer en 2010, actuó en noviembre de 2017 para la Fundación Elton John contra el sida en Nueva York. Su última actuación pública fue en Filadelfia, en agosto de 2017.

"Fue un espectáculo milagroso pues Aretha luchaba ya contra el agotamiento y la deshidratación", escribió Friedman sobre la actuación de Filadelfia.

La pasada primavera boreal, canceló una serie de conciertos, incluido uno programado para su cumpleaños, por motivos de salud. A lo largo de su extensa carrera, Franklin ha acumulado 18 premios Grammy, incluido uno a su carrera artística.

Entre sus mayor éxitos se encuentran "(You Make Me Feel Like) A Natural Woman" (1968), "Day Dreaming" (1972), "Jump to It" (1982), "Freeway of Love" (1985), y "A Rose Is Still A Rose," (1998).

Uno de sus temas ganadores de un Grammy fue "I Knew You Were Waiting for Me", un dueto que cantó junto al fallecido cantante británico George Michael.

En 2005, Aretha Franklin recibió la Medalla Presidencial de la Libertad -la mayor condecoración para un civil estadounidense- de manos del entonces presidente George W. Bush.

Franklin también cantó en enero de 2009 en la investidura presidencial de Barack Obama, luego de haberlo hecho en la toma de posesión del anterior presidente demócrata, Bill Clinton, en 1993.

"Conoces una fuerza del cielo. Sabes algo que hizo Dios. Y Aretha es un regalo de Dios", publicó Rolling Stone en 2010.