Galería: El escritor portugués y premio Nobel murió en la isla española de Lanzarote, luego de haber pasado "una noche tranquila".