El viernes pasado, el Tuxtla Gutiérrez, Chiapas, a los 92 años de edad murió Armando Jiménez "El Gallito Inglés", autor de "Picardía mexicana".

La calle donde vivía, a unas cuadras del zocalito del barrio Tlalpan, ya no llevaba su nombre cuando este reportero lo visitó, hace un par de años, pero lo tuvo antes, se lo quitaron porque los vecinos dijeron que no podía llevar el nombre de un señor tan grosero.

Pero me vale madre, yo no necesito que mi calle lleve mi nombre, sé que mi libro es uno de más leídos en México y con eso tengo , dijo el escritor a este reportero en una entrevista que nunca publicó, porque la vieja grabadora que llevaba no funcionó y desde entonces no se perdona haber perdido horas de conversación con uno de los hombres más sabios.

La gente cree que me la paso mentando madres y no es verdad, es como a los comediantes, que creen que se la pasan todo el día contando chistes, así me pasa a mí , contó.

Le gustaba contar que su libro mayor, "Picardía mexicana", fue elogiado y prologado por Octavio Paz, por Gabriel García Márquez y por el mejor cronista de México, Guillermo de Tovar y de Teresa.

Contaba también que le costó trabajo hacer que Tovar y de Teresa leyera y prologara su libro. Que lo buscó mucho tiempo pero siempre se escondía, siempre mandaba decir que no estaba en su casa, pero sí estaba , recordó.

Se quejaba de que todos querían tener competencias de albures con él y defendía siempre su calidad de escritor, de historiador, de gran cronista y no sólo de alburero profesional.

Se dolía de los pies, decía que ya no le ayudaban para seguir caminando las calles de la ciudad de México, que trabajaba sin salir de su casa y que eso, para un hombre tan vago, tan callejero, tan metiche, como él, era un suplicio.

Ni modo "Gallito Inglés", nadie es profeta en su tierra ni en su propia calle.

Por lugares de mala vida

Picardía mexicana era un libro que hasta hace 15 años se leía a escondidas de los padres y para aprender a alburear. Se escondía junto las revistas de viejas encueradas que se vendían en México (y se venden todavía), antes de que llegara la Playboy.

Armando Jiménez documentó la vida del lumpen del México pobre, maestro de los albures y el mal decir , recorrió cantinas, bares, hoteles de paso, baños públicos. Conoció lugares de mala muerte y mala vida.

Nació en 1917, en Piedras Negras Coahuila, de joven fue deportista profesional, estudió Arquitectura y se dedicó a diseñar deportivos.

Fue miembro fundador de la Asociación de Cronista del DF y Zonas Conurbadas, además de Picardía mexicana, publicó más de 15 libros, el más reciente fue Lugares de gozo, retozo, ahogo y desahogo en la Ciudad de México.

Muchos consideran que "Picardía mexicana" de Armando Jiménez es el libro más importante sobre lo mexicano y los mexicanos, después de El laberinto de la soledad, de Octavio Paz. De ese tamaño fue.

[email protected]

Pero me vale madre, yo no necesito que mi calle lleve mi nombre, sé que mi libro es uno de más leídos en México y con eso tengo .

Armando Jiménez, autor de Picardía mexicana.