Rafael Contreras, artesano de la Ciudad de México que tiene su taller en la Lagunilla, fabricó el exvoto que abre la exposición Memorias de milagros, exvotos mexicanos. Patrimonio recuperado, que fue inaugurada este lunes en el Museo Nacional de las Culturas del Mundo, en la calle de Moneda, que forma parte de un lote de más 600 ejemplares asegurado en Milán por el Comando Carabinieri especializado en patrimonio cultural en el 2018, y devuelto a México en marzo pasado.

Las piezas habrían sido robadas de templos religiosos ubicados en distintos estados del país durante la década de los 60 y han retornado en un acto de repatriación y colaboración entre los gobiernos de Italia y México, gracias a las gestiones de la Secretaría de Cultura, a través del Instituto Nacional de Antropología e Historia (INAH), y la cancillería mexicana.

El resultado de esta alianza internacional en el combate del tráfico ilícito de bienes culturales es esta exposición que presenta 594 exvotos, una técnica pictórica acuñada en el siglo XIX para dar gracias o pedir favores celestiales ante situaciones adversas como enfermedades, peligro de muerte, desastres naturales, pérdida de la cosecha y hasta para pedir ventura en los negocios.

Estas expresiones de religiosidad popular, conocidas también como milagritos, fueron pintadas sobre lienzo, papel, metal y madera.

Según especialistas de la Coordinación Nacional de Museos y Exposiciones del INAH, son una tradición viva desde el siglo XVII, y donde la gente sigue contando sus historias y preocupaciones.

Las obras provenientes de templos dedicados a los señores del Llanito (en Dolores Hidalgo), del Hospital (en Salamanca, Guanajuato) y de los Trabajos (Mineral de Pozos), entre otros, reflejan el estilo de vida, las enfermedades y hábitos de las sociedad mexicana.

A la inauguración de la muestra asistieron la secretaria de Cultura, Alejandra Frausto, quien recibiera los exvotos en representación del gobierno de México, el comandante de la División Unidades Especializadas Carabinieri, Claudio Vincelli, y el antropólogo y director del INAH, Diego Prieto.

Las historias que cuentan milagros

A manera de pequeños cuadros, los pintores de los pueblos o de barrios urbanos recogían las manifestaciones propias del creyente común, plasmando la relación directa entre el suplicante y la imagen de su devoción sin que mediara un sacerdote u otra autoridad eclesiástica.

Algunas de las historias, dirigidas a cristos, santos y vírgenes, provienen de templos de culto en el Bajío, parte del Camino Real de Tierra Adentro, ruta ancestral de arrieros y rica en minas, donde un tema recurrente fueron los riesgos que corrían los transeúntes por los derrumbes en los cerros, los asaltos, el robo de ganado e incluso el ataque de jaurías de perros.

“Con esta dote de exvotos y retablitos recuperamos un cúmulo de testimonios iconográficos que nos permiten adentrarnos en muchos aspectos de la vida cotidiana, doméstica y comunitaria de pueblos y barrios de México, con sus creencias, usos, preocupaciones y costumbres”, dijo el antropólogo Diego Prieto.

Un exvoto para Italia

Por su parte, la secretaria de Cultura destacó como un hecho histórico esta recuperación de bienes culturales, como “un signo claro de la amistad y el compromiso entre dos superpotencias culturales”, y a manera de agradecimiento entregó un exvoto al gobierno italiano por conducto del comandante Vincelli.

Anunció que, con base en la experiencia italiana, se explora la creación de un cuerpo especializado en protección del patrimonio cultural con la Guardia Nacional.

Al evento inaugural asistió también la presidenta del Consejo Honorario de la Coordinación de Memoria Histórica y Cultural de México, Beatriz Müller, quien al término dijo que pondría especial atención en la repatriación de objetos que fueron saqueados, aunque no dio detalles ni habló del plan a seguir.

¿Qué son los exvotos?

La colección de exvotos expuesta en el Museo Nacional de las Culturas del Mundo son pequeños cuadros que ofrecen los creyentes a imágenes de cristos, vírgenes y santos con la intención de agradecer milagros o pedir favores especiales. Son piezas pictóricas de la devoción popular, regularmente sobre lienzo,madera o lámina que dan cuenta de la cultura en general en el México del siglo XIX.

[email protected]