Las mermas en los museos del mundo ante la imposibilidad de las actividades presenciales, las restricciones de movilidad y el confinamiento a más de un año de pandemia por Covid-19 han dejado un descenso en promedio del 70% en la asistencia a los recintos expositivos y una disminución de hasta el 80% de los ingresos comparados con 2019. Por si fuera poco, al menos en la mitad de los museos públicos del mundo ha habido reducciones de los subsidios hasta del 40 por ciento.

Así lo dio a conocer este martes el reporte “Museos del mundo ante el Covid-19”, publicado por la Organización de las Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura (UNESCO), a manera de evaluación provisional de la situación de los museos del mundo con base en la información facilitada por 87 países de todos los continentes.

“Los cierres prolongados y la fuerte caída de la asistencia y los ingresos que conllevan repercuten en el sector museístico en su conjunto, dificultando el mantenimiento de los esfuerzos para conservar las colecciones, garantizar su seguridad y fomentar las relaciones con el público y las comunidades locales”, reflexionan los autores del estudio disponible para todo el público en la página es unesco.org.

A partir de la aportación de los estados miembros, la UNESCO calcula que en el mundo hay cerca de 104,000 museos, de los cuales el 61% se ubica en Europa y América del Norte; el 18% en Asia-Pacífico; el 11% en el este del viejo continente; 8% en América Latina, 0.8% en África y un 0.7% en las naciones árabes.

 

Museos mexicanos en el panorama mundial

Durante el 2020, estima el reporte, un 84% de los museos del mundo ha tenido que cerrar sus puertas. México es uno de los países donde los museos han tenido que permanecer cerrados por períodos más prolongados de tiempo, junto a Brasil, República Dominicana, Honduras, Irak o Arabia Saudita, y se ubica en el grupo de países en los que la asistencia decreció entre 61 y 80%, junto a naciones como Reino Unido, Portugal, Japón, Colombia y Austria.

“Para cerca de un cuarto de los estados miembros los subsidios se mantuvieron estables y en un cuarto más estos incluso se incrementaron incluso más allá del 20%. Sin embargo, para la mitad de las instituciones públicas los subsidios han decrecido, en algunos casos de manera substancial”, indica el documento.

El estudio presenta un cuadro dividido en seis grupos en los que los subsidios del Estado han decrecido por los efectos de la pandemia, desde aquellos en los que las reducciones han sido mínimas hasta aquellos en los que el recorte se acerca al 100%.

México se ubica en la penúltima casilla con reducciones en el presupuesto de sus museos públicos de entre 61 y 80%, junto a naciones como Costa Rica, Palestina o Malaui. En contraparte, presenta cuatro grupos de países que han incrementado sus recursos para los recintos museísticos, en los que figuran naciones como Reino Unido, Suecia, Canadá, Bélgica, Serbia, Camerún y Lituania, entre otros.

La UNESCO recomienda

 

“La crisis ha socavado una serie de medidas de preservación del patrimonio, mientras que las medidas de cierre han conducido al hurto, un temor de muchas instituciones en el mundo”, reflexiona el estudio. “Estas preocupaciones están relacionadas con los cambios en las prácticas de las visitas. Algunos Estados están preocupados por la propia supervivencia de las instituciones y la dispersión de su patrimonio”.

Asimismo, indica que la necesidad de los recintos de incorporarse al mundo digital pone en evidencia la inequidad en el acceso a los contenidos virtuales de los recintos, la afectación, naturalmente, impacta de manera directa a los grupos vulnerables.

Por lo anterior, la UNESCO emite recomendaciones en tres principales áreas:

 

1. Es necesario proveer de plataformas en el sector de los museos para continuar con el diálogo sobre el impacto de Covid-19 y garantizar la cooperación entre museos a nivel internacional.

2. Autoridades de los gobiernos deben actuar con apoyos financieros durante los periodos aciagos y en la preparación para el futuro.

3. Los estados miembros deben ser acompañados en el desarrollo de las medidas apropiadas que mejor favorezcan al sector de los museos, en especial para el desarrollo de capacidades, en la consideración de su papel social y el desarrollo digital, especialmente en aquellas donde la red de museos aún es frágil.

Es posible conocer el estudio a través de la siguiente liga: https://unesdoc.unesco.org/ark:/48223/pf0000376729_eng

ricardo.quiroga@eleconomista.mx