El gigante del entretenimiento Live Nation informó este miércoles que adquirirá el icónico Rock in Rio, la última consolidación en el emergente sector de los festivales de música en vivo.

La compañía con sede en Los Ángeles aseguró que se hará con una participación mayoritaria de Rock in Rio en el 2019, aunque el fundador del evento, el brasileño Roberto Medina, mantendrá un papel clave en la organización del festival.

“La sociedad generará varias sinergias que permitirán la realización de proyectos más ambiciosos para Rock in Rio”, afirmó por su parte Medina en un comunicado.

Rock in Rio tiene sus raíces a finales de la dictadura militar brasileña en 1985, cuando cerca de 1,4 millones de personas participaron durante 10 días en un festival de música en vivo en el que actuaron Queen, Rod Stewart, AC/DC y Yes entre otros.

Rock in Rio, que el año pasado celebró su séptima edición, se ha convertido en el festival de música más conocido en Sudamérica, aunque también se ha expandido a otros continentes con ediciones en Lisboa, Madrid y, en el 2015, en Las Vegas, donde actuaron grandes nombres de la música pop como Taylor Swift y Bruno Mars.

Live Nation es la compañía más grande de entretenimiento en vivo, promoción de giras y venta de entradas a través de Ticketmaster y sus rivales del sector han puesto sus ojos en los festivales, con la adquisición de eventos como Lollapalooza o Bonnaroo, en Estados Unidos, y los festivales de Leeds y Reading, en Inglaterra.

El número de festivales ha aumentado desde el cambio de siglo en número, afluencia y rentabilidad, lo que lo ha convertido en uno de los sectores de la música que más dinero generan.