Escritores brasileños reaccionaron con gran pesar a la muerte del portugués José Saramago, a sus 87 años, considerada como una "gran pérdida para la literatura de lengua portuguesa".

"Su muerte fue una gran pérdida para la literatura de lengua portuguesa y también para la literatura mundial", destacó el escritor Moacy Scliar, uno de los autores más representativos de la literatura brasileña contemporánea, en declaraciones al sitio G1.

"Recibí con mucho pesar la noticia de la muerte de Saramago, de quien era lector, admirador y colega de la Academia Brasileña de Letras, donde fue electo miembro corresponsal, cargo que no llegó a asumir. Fui muy amigo de él", señaló.

Saramago, que falleció este viernes a los 87 años tras una larga enfermedad, había sido elegido en 2009 como miembro corresponsal de la Academia Brasileña de Letras.

"Heme aquí por tanto académico en el país que más amo después del mío, Brasil. Es como estar en casa", habría afirmado tras saber de su nombramiento, según informó la Academia en comunicado de prensa.

"Las letras brasileñas se asocian al dolor de sus lectores por todo el mundo, lamentando su partida y celebrando su literatura que permanece. Un sabio, un gran escritor, un ser humano de primera grandeza", destacó por su parte la secretaria general de la ABL, Ana Maria Machado.

La Academia Brasileña de Letras realizará tres días de luto en memoria del escritor Premio Nobel de Literatura en 1998, "por quien siempre tuvimos el mayor respeto y admiración", afirmó su presidente, Marcos Vinicios Vilaóa.

Saramago dejó un legado de 30 obras entre novelas, poesía, ensayos y piezas de teatro.