Puebla, Pue.- Hoy nos toca la autocrítica, la autoevaluación, la reflexión, pero sobre todo, la generación de nuevas ideas desde el periodismo de ciencia para una sociedad más informada. Así de grande es el reto para los periodistas que hoy nos encontramos en el V Seminario Iberoamericano de Periodismo de Ciencia.

Durante una semana debatiremos sobre la importancia de contar historias, cómo identificarlas, cómo abrir más espacios; se darán ejemplos colaborativos, metodologías, los distintos ángulos del periodismos científico, medios públicos, privados… En fin, es una larga lista que pretende la profesionalización, llevar a una práctica que por muchos años fue considerada un oficio y convertirla en una verdadera herramienta de cambio social.

Ya lo decía el doctor Cabrero a través de su video inaugural “Estamos en deuda con el conocimiento y la comunicación, por eso nuestra responsabilidad es enorme con ustedes… Se requieren espacios para que participen de una forma más directa”.

Tal relevancia tiene este encuentro, considerado el más importante de periodismo científico en nuestro país, que se anunció la continuación de la asignación de presupuesto para la comunicación pública de la ciencia y, con ello, la realización del seminario número VI para el 2018

En entrevista Carlos Hernández Zarza, periodista de UniRadio 99.7 FM de la Universidad Autónoma del Estado de México, coincidió con lo dicho en la inauguración. “El papel que juega el periodismo de ciencia y los divulgadores de la ciencia son fundamentales para los próximos años. Considero que esta área es parte del futuro del periodismo en general, porque le aporta rigor, enriquece, equilibra nuestros ángulos periodísticos y favorece a ilustrar de mejor manera a la opinión pública la realidad”.

Por estos elementos, dijo que tenemos que dejar de verlo como un oficio y profesionalizarnos. “Este llamado tránsito hacia la sociedad del conocimiento también debe estar basado en profesionales que sepan comunicarlo”.  

Y dio un ejemplo: “Lo ocurrido el 19 de septiembre pasado nos dejó clara la labor. Si algo imperó fue la desinformación y el caos, además de que seudocientíficos aprovecharon para distorsionar la información al público, generando temores. Contrario a esto, se requiere de certezas y eso ofrece la ciencia. Explica, analiza y orienta”.

El también galardonado con el Premio Conacyt de periodismo de Ciencia, Tecnología e Innovación 2017, hizo además un llamado a editores y medios de comunicación. “El periodista es la herramienta que usa el medio de comunicación para su agenda, en muchos casos política, en menor medida económica; pero aquí cabría una crítica para los medios que no ofrecen el espacio adecuado e idóneo para hacer buen periodismo, su agenda no está completa si deja estos elementos de lado”.

Agregó que una de las estrategias que los ayudó en UniRadio a generar este tipo de trabajos periodísticos con mayor rigor fue el quitar el número de notas a los reporteros. “Que los reporteros tuvieran tiempo de elaborar un buen trabajo sin sustraemos de la coyuntura, podemos equilibrar en las redacciones el trabajo, de tal suerte que el reportero tenga oportunidad de elaborar una investigación y atender el día a día. Eso lo logramos hace cuatro años y el premio que ahora vamos a recibir es producto de esos cambios”.

Jesús Mendoza Álvarez, Coordinador del seminario y representante del Conacyt, concluyó durante la inauguración que la idea de este seminario será que el periodismo generalista pueda basarse en el conocimiento científico y tecnológico para cualquiera de las áreas. Y agregó que requerimos de efectivos canales de comunicación de la ciencia a través del periodismo y de los divulgadores pues “es determinante para que tanto los tomadores de decisiones, como la ciudadanía, reflexionen sus acciones y las basen en el conocimiento científico”.
nelly.toche@eleconomista.mx