Tras meses de vaivenes, The Weinstein Company, el estudio de cine cofundado por Harvey Weinstein, que entró en bancarrota a partir de las acusaciones de abuso sexual contra el productor, quedó el lunes de manera oficial bajo el control del fondo de inversión Lantern Capital.

Lantern, basada en Dallas (Texas), tenía previsto pagar inicialmente 310 millones de dólares por el estudio, pero el monto quedó en 289 millones de dólares, luego de un reembolso debido a que ciertas informaciones sobre la firma de Weinstein eran erróneas.

Luego de que se cerraran los últimos detalles la semana pasada, la operación fue validada el lunes por un juez del tribunal de bancarrotas del estado de Delaware, Estados Unidos.

El consejo de administración del estudio de Nueva York, fundado por Harvey Weinstein y su hermano Bob en 2005, había confirmado el jueves la renuncia de cuatro de sus cinco miembros —incluido el presidente Bob Weinstein— y la salida de 20 empleados, un tercio del personal que queda.

Aunque la venta finalizó, aún están lejos de resolverse todos los problemas para el estudio, cuyo negocio entró en decadencia junto con el acusado productor.

Varios grandes nombres de Hollywood como Quentin Tarantino, Meryl Streep o George Clooney habían firmado esta semana una moción para retrasar la venta, argumentando que el estudio les debía dinero y que no habían llegado a ningún acuerdo con los compradores.

No son los únicos. La lista de acreedores que espera una compensación por parte del estudio incluye, entre otros, a las presuntas víctimas de Harvey Weinstein.

Esto ha afectado desde hace tiempo el traspaso del estudio y su recuperación. El proyecto de Lantern fue negociado en colaboración con la Oficina del Fiscal del estado de Nueva York, que había bloqueado un primer intento de adquisición porque consideraba insuficientes las disposiciones para indemnizar a las presuntas víctimas.

Además de un catálogo de 277 películas, entre ella "El discurso del rey" o "El Artista", Weinstein Company dispone de varias películas terminadas que esperan su distribución. Ejemplo de ello es "The Upside", un remake de "Los Intocables", con Nicole Kidman y Bryan Cranston, que debía haber salido en octubre de 2017, cuando el escándalo estalló.

Harvey Weinstein, de 66 años, por mucho tiempo un productor favorito de Hollywood por impulsar un cine original como el de Quentin Tarantino, fue acusado desde octubre pasado de abuso sexual, acoso o violación, por estrellas como Angelina Jolie, Ashley Judd y Salma Hayek.

El productor fue inculpado en Nueva York por agresiones sexuales, incluida violación, por tres mujeres diferentes.

abr