The Weinstein Co. presentó una solicitud de amparo por quiebra con una oferta de compra en mano de una empresa de capitales privados. Es el último giro en sus esfuerzos por sobrevivir el escándalo de violencia sexual que derrumbó a su cofundador Harvey Weinstein, sacudió a Hollywood y desató un movimiento que se propagó y convulsionó a otras industrias.

La empresa también anunció el pasado lunes que estaba cancelando el acuerdo de confidencialidad que prohibía a las víctimas o testigos de los presuntos delitos de Weinstein hacer declaraciones al respecto. Esta decisión es algo que ansiaba desde hace mucho el procurador de Nueva York, Eric Schneiderman, quien el mes pasado demandó a The Weinstein Co. a nombre de los empleados de la compañía.

"Desde octubre, se ha reportado que Harvey Weinstein usó acuerdos de confidencialidad como arma secreta para silenciar a sus acusadores. A partir de ahora, esos acuerdos 'están cancelados'”, dijo la compañía en un comunicado. "Nadie debe de tener miedo de hablar o ser forzado a quedarse callado".

En una declaración, Schneiderman elogió la decisión como "un momento crucial para la tarea de enfrentar los efectos corrosivos de violencia sexual en el lugar de trabajo".

El estudio de cine y televisión es la primera empresa de gran renombre obligada a pedir la quiebra debido a la protesta nacional contra la violencia sexual en el ambiente laboral. Las carreras de docenas de hombres prominentes en el mundo del espectáculo, los medios de comunicación, las finanzas, la política, y otras industrias se han venido abajo debido a acusaciones de violencia sexual, pero ninguna compañía ha visto su supervivencia tan estrechamente vinculada a un sólo hombre como The Weinstein Co.

Unas 80 mujeres, incluyendo actrices prominentes, han acusado a Harvey Weinstein de abusos que van de acoso sexual a violación. Weinstein, quien fue despedido como director ejecutivo de la compañía en octubre, ha rechazado cualquier denuncia de sexo no consensual.

The Weinstein Co. dijo que ha entrado en un acuerdo de "prestanombre" con una filial de la empresa Lantern Capital Partners, con sede en Dallas, lo que significa que la firma de capitales ha acordado adquirir la compañía, sujeto a la aprobación del Tribunal Federal de Quiebras en Delaware.