La sociedad de inversiones Lantern Capital ofertó este martes algo menos de 450 millones de dólares por los activos de Weinstein Company, el estudio del productor hollywoodense caído en desgracia Harvey Weinstein y de su hermano, que se declaró en quiebra el lunes.

Según dijo a la AFP una fuente cercana al caso, que confirmó informaciones anteriores del sitio especializado Deadline, Lantern ofreció 310 millones de dólares en efectivo y 120 millones por las deudas de la Weinstein Company (TWC).

Sumando los gastos inherentes al proceso judicial, la suma total ascendería a cerca de 450 millones de dólares.

El mes pasado un grupo de inversores liderado por María Contreras Sweet, que integrara el gabinete del expresidente Barack Obama, había ofrecido un total de 500 millones de dólares, pero el negocio fracasó.

Según Deadline, hay numerosos inversores interesados en hacerse cargo del estudio cinematográfico, para lo cual deben presentarse ante el tribunal federal de quiebras de empresas, situado en el estado de Delaware, que supervisa el procedimiento.

Lantern Capital no respondió a las demandas de la AFP.

Según la documentación elevada el lunes ante el tribunal de Delaware, TWC declaró activos valorados entre 500 y 1.000 millones de dólares y un pasivo similar.

La declaración de quiebra es una mala noticia para las presuntas víctimas de Harvey Weinstein, que le entablaron demandas civiles por acusaciones de ataques sexuales, desde acoso hasta violación.

Según las normas que rigen las quiebras, los acreedores de la firma, en primer lugar los bancos, tienen prioridad sobre las presuntas víctimas.

En un comunicado común firmado con TWC, Lantern no hace mención alguna a eventuales indemnizaciones de presuntas víctimas del exdirector del estudio Weinstein.

El lunes, el estudio anunció la anulación de las cláusulas de confidencialidad que cubrían los abusos sexuales, firmadas por empleadas de TWC, que ahora podrán ventilar públicamente lo que afirman haber sufrido u observado.

abr