Nada más complicado en la vida que relacionarse en pareja. Es algo que a primera vista resulta tan natural pero, visto a detalle, es un laberinto lleno de callejones sin salida, de trampas y de pinchos que lastiman y que parece que lo único que quieren es matarnos o, al menos, hacernos daño.

Tal vez suene a un modo muy oscuro de mirar a la pareja pero lo cierto es que emparejarse es una aventura, para bien o para mal, de la que el individuo nunca sale indemne. Es muy cierta la tesis principal de Pareja o matrimonio, decida usted: hacer pareja es subversivo, es una contracorriente y es, sin duda, una gesta heroica.

Pareja o matrimonio es el nuevo libro de Sergio Zurita y el doctor Mario Zumaya. El libro está lleno de ideas atractivas y provocadoras. La sociedad protege a la familia pero destruye a la pareja me explica Zurita en entrevista para Arte, ideas y gente. Por eso decimos en el libro que hacer pareja es subversivo, porque es salirse del guión establecido por la sociedad de, por ejemplo, dejar todo por los hijos .

Otras ideas interesantes del libro: una cosa es el matrimonio y otra la pareja; la pareja como el gran misterio de la experiencia humana; el divorcio no es un fracaso porque la pareja, sea como sea, siempre tiene fin y así, un largo etcétera. El libro se lee con una facilidad engañosa: el texto se puede terminar en una sentada, pero las ideas que lo conforman se quedan con uno horas después y se necesita regresar al texto como consulta.

¿Por qué hacer este libro?

El doctor Zumaya tenía la inquietud de hacer un libro conmigo. Soy su paciente desde hace casi 30 años; lo empecé a ver cuando yo tenía 14 años y ahora tengo 40. No sabíamos cómo hacerlo, en eso salió el On God de Norman Mailer donde alguien lo entrevistaba sobre el tema de Dios, entonces se nos ocurrió que así fuera: yo entrevistaría al doctor sobre el tema que mejor conoce: la pareja .

O sea que este libro de algún modo es un reflejo de su relación paciente-terapeuta...

Sí, sin duda. El doctor y yo nos conocemos muy bien. Él lleva entrevistándome todo el tiempo, porque la psicoterapia es eso, una entrevista. Ahora me toca a mí hacer la preguntas y tratar de ir descifrando la respuestas .

Es un libro que me parece atípico; es más como leer una larguísima entrevista que pasa por diversos tópicos

Lo que hicimos me recuerda a otro par de libros escritos por Robin Skynner y el comediante John Cleese. Skynner es el terapeuta de Cleese y juntos escribieron dos libros muy divertidos, Families and How to Survive Them y Life and How to Survive it. Son libros de conversaciones entre un experto y alguien que no sabe nada, así son los mejores libros de conversaciones; el ejemplo más importante para mí es don Juan Matus y Carlos Castaneda .

¿Tú no sabes nada del tema? ¿A poco nunca has tenido parejas?

Hoy estoy casado pero en el momento de escribir el libro yo había tenido novias, algunas relaciones importantes y, realmente, no sabía nada del tema. Por eso, creo, el libro es muy accesible porque no se trata de la conversación técnica entre dos expertos .

¿Cuál fue la primera pregunta que le hiciste al doctor?

Le pregunté si queríamos hacer un libro útil. El tema más importante era definir qué era la pareja .

¿Y qué es la pareja?

Lo que define a dos personas como pareja es una relación de erotismo entre ambas. Y con erotismo no quiero decir necesariamente una relación sexual sino un cierto juego. El doctor da un ejemplo muy bueno: el erotismo es como un niño jugando con una escalera eléctrica. La escalera es para subir y bajar; sin embargo, el niño juega. Así es la sexualidad convertida en erotismo. Hay también un interés amoroso y de protección entre ambos. Tienen que existir las dos .

No siempre dos que se juntan son pareja...

No. Puedes tener un amigo muy querido al que proteges o puedes tener a alguien con quien tienes sexo pero si después te vas y ya no te importa, eso no es una pareja .

Ustedes hablan de los enemigos de la pareja, ¿cuáles son?

En eso el doctor Zumaya y yo tenemos opiniones encontradas. Él piensa que son el puritanismo y los convenciones sociales; yo creo que hay también enemigos de la pareja en ideas supuestamente liberales como el feminismo y todas estas corrientes que quieren una versión higienizada de los seres humanos.

Aquí se notan las diferencias generacionales entre el doctor y yo: él pertenece a la generación inmediata al 68 y yo ya nací en los 70 .

[email protected]