El Palacio de Bellas Artes, fue el espacio para que colegas, amigos, alumnos y público en general, fueran testigos de un reconocimiento al escritor Felipe Garrido por sus aportaciones al universo literario dentro del Ciclo Protagonistas de la Literatura Mexicana. Además de poder escuchar al autor de diversas obras, el maestro Ricardo Ancira y la escritora Mónica Lavín hicieron un repaso de su trayectoria y compartieron anécdotas sobre el protagonista de esta tertulia.

Cuentista, narrador, reportero y articulista, este autor jalisciense asegura que ser lector significa haber convertido la lectura en una actividad de todos los días, “una manera de aprender, pensar y crecer, de profundizar en la comprensión del mundo y de la vida”, por ello siempre ha tratado de acercar a la gente a la lectura.

“En aquél año, (2004, cuando ingresa a la Academia Mexicana de la Lengua ) descubrió que no todo mundo era lector como él y sus más cercanos, que ser lector era una excepción, y a cambiar el destino de la excepción es que le ha dedicado gran parte de su tiempo y energía”, platica Lavín.

Mientras Garrido, motivado, le habla al público presente “vale la pena que cada uno de nosotros se ponga a prueba leyendo poesía: Leer un poema al día no hace daño, es una dosis tolerable”, asegura el autor de obras como Para leerte mejor: mecanismos de lectura y de la formación de lectores, Cómo leer (mejor) en voz alta: guía para contagiar la afición a leer, La patria en verso, El Quijote para jóvenes, o El buen lector se hace, no nace. 

El escritor además recomendó para los futuros escritores, leer poesía, “no hay ninguna forma más alta de usar el idioma que la poesía, esa es la culminación de lo que podemos hacer con las palabras” y explicó: Cuando se lee un cuento o poema breve, hay que darse tiempo para la asimilación, dejar que esa lectura se acomode y se ponga en orden en nosotros. Después, podremos leer algo más, porque si nos atiborramos, el riesgo de indigestarnos es muy alto.

También hubo momento para reflexionar sobre los maestros de educación básica como los responsables de formar lectores capaces de escribir, lo que consideró un acto fallido hasta ahora, “lo más importante de la lectura es que tratemos de construir la comprensión del texto… La educación comienza en la esfera de las operaciones básicas de comunicación y de expresión”, por ello aseguró que programas de lectura como Rincones de Lectura y el Programa Nacional de Lectura, han fracasado, pues por sí solos no funcionan. 

Garrido ha sido gerente de producción de la colección SepSetentas,  del Fondo de Cultura Económica (FCE), director general de publicaciones del Consejo Nacional para la Cultura y las Artes y por seis años dirigió Rincones de Lectura, entre otros puestos clave, por lo que agregó que los  programas de formación de lectores en las escuelas tienen el terrible defecto de que van dirigidos a los niños y creen que los maestros ya son lectores, “cosa que no es cierta, hay maestros que son espléndidos lectores pero son una reducidísima minoría.

…Hasta este momento la finalidad de la educación básica ha sido alfabetizar a la población y eso no lo han hecho mal… Pero si queremos que la población del país sea mayoritariamente lectora eso tiene que conseguirse dentro de las escuelas, no en programas periféricos donde lectores que no forman parte del personal de la escuela llegan a leer con los alumnos una vez por semana”.

Por último, el varias veces galardonado, siendo en 2011 el acreedor al Premio Xavier Villaurrutia por Conjuros, invitó a la población en general a que lean poesía a través de https://unpoemadia.wordpress.com/, donde el autor todos los días publica un poema de distintos autores ya sean clásicos, contemporáneos, conocidos o desconocidos.