Los mexicanos que no recibieron incentivos en sus hogares para acercarse a la cultura son los que tienen menos interés en las actividades artísticas. También hay altas probabilidades de que si una persona no terminó la primaria no tenga acceso a eventos relacionados con la danza, el teatro, las exposiciones artísticas o el cine.

En México cada vez se asiste menos a los eventos culturales, a pesar de que muchos de ellos sean gratuitos. Sólo 58 de cada 100 adultos (57.8%) asistieron al menos a una actividad cultural durante los 12 meses más recientes, de acuerdo con el levantamiento de mayo 2019 del Módulo sobre eventos culturales seleccionados del Instituto Nacional de Estadística y Geografía (Inegi).

Estos porcentajes se modifican de manera importante si se analiza la población por su grado de escolaridad. Sólo 25 de cada 100 (24.9%) mexicanos que no terminaron la primaria tuvieron acceso a algún evento cultural. Si el nivel escolar aumenta a la secundaria, al menos 59 de cada 100 asistieron y se eleva hasta 79 de cada 100 si se considera la población con algún grado técnico o universitario.

Otro factor que influye de manera importante en el interés y el acceso de los mexicanos a la cultura es la educación dentro de sus hogares. La mayoría de las personas que no recibieron incentivos en casa para asistir a este tipo de eventos asegura que no tiene interés en ellos.

El porcentaje de personas que asisten a actividades culturales a pesar de no haber recibido ningún estímulo en la infancia apenas llega a 10.3% en México, es decir, sólo 10 de cada 100 personas sin aproximamientos previos logran acercarse a la cultura. En contraparte, 60.3% de los que fueron estimulados de pequeños continúan asistiendo a este tipo de eventos.

La educación cultural

La educación en casa y escuela puede representar una barrera importante en el ejercicio del derecho a la cultura en el país. La proporción de mexicanos cuyos padres tuvieron la posibilidad de llevarlos a actividades culturales (aunque fuera eventualmente) es baja: sólo 38.1% tuvo este privilegio. Y sólo 19.8% de los mexicanos tuvo la oportunidad de tomar regularmente clases de danza, teatro, cine o música después de sus clases en la infancia.

El acceso a Internet y redes sociales también limita el acercamiento de algunas personas para asistir a eventos relacionados con las artes, ya que actualmente estos son los medios de difusión cultural más importantes en el país, incluso por encima de la televisión. Alrededor de la mitad de los mexicanos se entera de los eventos culturales por estos medios digitales.

De acuerdo con el Inegi, las políticas públicas de desarrollo social, específicamente las de fomento a la cultura, deben concentrarse en aumentar la disponibilidad y el acceso de eventos culturales en las regiones con menor nivel educativo, menores ingresos económicos y que presentan dificultades en el acceso a las telecomunicaciones.