La Feria Internacional del Libro de Oaxaca es especial, no lo digo yo, lo dicen los escritores invitados, quienes se sienten como en casa, así lo comentó José Emilio Pacheco, quien prefirió Oaxaca que las multitudes y reflectores de la feria de Guadalajara.

Mira, allá va Sergio Pitol , dice una señora quien corre a comprar un libro para que el escritor se lo firme; por ahí camina Juan Villoro, quien no se da abasto, tiene que firmar libros y posar para la fotografía como si fuera un cantante de pop.

De pronto, con su camisa hawaiana, sombrero de paja aparece Guillermo Fadanelli entre jóvenes que lo ven como un líder. La maldad es atractiva , comenta el escritor Leonardo Da Jandra, quien también es reconocido por los oaxaqueños.

Alberto Chimal, J.M. Servín, Julio Trujillo, Rafael Pérez Gay, todos platican con la gente, recomiendan libros, dan charlas y conviven con los lectores, viejos y jóvenes.

Aquí, en Oaxaca, no hay poses de escritores rockstars, la feria esta diseñada para el público, no para los voraces editores y la gente acude a comprar libros, a escuchar a sus ídolos literarios y claro, a tomarse la foto del recuerdo.

Pero la Feria Internacional del libro de Oaxaca ha sido muy especial este año, con el homenaje a José Emilio Pacheco, de quien Guillermo Quijas-Corzo, director de la feria opinó:

Su escritura está libre de fuegos de artificio y la obra de José Emilio Pacheco, resulta entrañable por múltiples razones, pero hay una que la vuelve universal: La sencillez de cómo ha abordado la escritura de cada página .

Y José Emilio Pacheco se mostró feliz de estar con sus amigos Juan Villoro, Margo Glantz y Sergio Pitol y en Oaxaca. El viernes, en plena celebración del Día de Muertos y con la ciudad invadida de catrinas, calaveras y comparsas se inauguraba la exposición El blanco del negro de Arturo Ibáñez, un personaje vital de Oaxaca quien con su vieja cámara Leica de rollo ha fotografiado a más de 500 escritores invitados a la FILO en blanco y negro.

Me gusta lo natural, sus rostros y personalidad , dice el Negro como medio Oaxaca lo reconoce y lo abraza ante su talento y sencillez.

A la exposición llega media ciudad y hasta el compositor Michael Nyman, quien en los próximos días realizaría un concierto en la feria.

Una muestra de la literatura oaxaqueña, escritores de gran renombre como el brasileño Eric Nepomuceno, traducciones de Sergio Pitol y el cierre del taller de periodismo cultural por Alejandro Páez Varela, quien sentenció: Twitter, Facebook y las nuevas tecnologías han cambiado el oficio fueron algunos de los eventos relevantes del la feria.

No alcanzaría el espacio para relatar la infinidad de charlas, entrevistas y ponencias de los escritores que visitan la FILO, que disfrutaron de una ciudad bellísima.

[email protected]