El incremento anual promedio de la industria cinematográfica en el periodo 2008-2016 fue de 6.5%, superior a 2.2% del Producto Interno Bruto (PIB) nacional, reveló el Anuario Estadístico del Cine Mexicano 2017, elaborado por el Instituto Mexicano de Cinematografía (Imcine).

Según los datos del documento, entre el 2015 y el 2016, el Producto Interno Bruto de la industria cinematográfica creció 15.1 por ciento.

“El comportamiento económico del cine en el 2016 fue cinco veces más dinámico que el conjunto de la economía mexicana. En el 2016, la industria cinematográfica generó 28,434 puestos de trabajo ocupados, 6.8% más que en el 2015”, indica.

En esta edición del Anuario Estadístico del Cine Mexicano se muestran datos correspondientes a la serie 2008-2016, con la implementación del Cambio de Año Base 2013.

La Cuenta Satélite de la Cultura de México (CSCM) desagrega la gestión pública, propiedad intelectual y comercio en medios audiovisuales así como la industria de los videojuegos.

En el 2016, el PIB de la cultura representó 3.3% del total del país. De esta cifra, la mayor contribución, 37.7%, correspondió a las actividades agrupadas en el área de medios audiovisuales.

“En el 2016, el Producto Interno Bruto de la industria cinematográfica ascendió a 18,376 millones de pesos. Este monto representó 0.10% del PIB de la economía nacional en el mismo año, similar a la contribución que tuvo la elaboración de calzado, con 17,482 millones de pesos. En comparación con el 2015, el PIB del cine creció 15.1%, equivalente a 2,281 millones de pesos”, expone.

Por cada 100 pesos del PIB generado por el cine, 91 pesos corresponden a ingresos para las empresas, 9 pesos a la remuneración de las familias y 3 centavos son impuestos a la producción para el gobierno.

Como lo muestran los datos presentadas por El Instituto Nacional de Estadística y Geografía, en el 2016 el cine creció cinco veces más que el conjunto de la economía nacional, generando más de 28,000 empleos, de los cuales 40% fue ocupado por mujeres.

“El gasto para adquirir bienes y servicios relacionados con la industria cinematográfica ascendió a 31,660 millones de pesos, superior en 15.2% a lo registrado en el 2015; el gasto para consumir cine fue mayor al de otros bienes y servicios culturales, como los libros y conciertos”, explica.

La información que presenta la CSCM sobre el cine comprende las actividades económicas de producción, posproducción, distribución y exhibición de películas y de otros medios audiovisuales. Al conjunto de esta cadena de valor se le denomina de manera genérica industria cinematográfica.

Contribución del cine a la economía

En el 2016, el Valor Bruto de la Producción (VBP) del cine ascendió a 34,924 millones de pesos (como dato comparativo, ese año la fabricación de productos metálicos forjados y troquelados registró un VBP de 21,483 millones de pesos).

Con respecto al 2015, la actividad cinematográfica creció 13.7%, lo que significó un incremento de 3,938 millones de pesos. En la composición del VBP del cine se observa que, por cada peso de producción, 47 centavos corresponden al consumo intermedio y 53 centavos al PIB.

En cuanto a los insumos de la industria cinematográfica para la elaboración de sus bienes y servicios (consumo intermedio), en el 2016 fue de 16,548 millones de pesos. Este monto fue similar al costo de producción de curtido y acabado de cuero y piel, que ascendió a 16,439 millones de pesos. El VBP del cine presentó en el 2016 un incremento de 13.7% con respecto al año anterior y un crecimiento promedio de 4.7% entre el 2008 y el 2016.

Contribución DEL CINE AL EMPLEO

En el 2016, la industria cinematográfica generó 28,434 puestos de trabajo ocupados, cifra similar a la que presenta la industria básica del hierro y del acero, con 29,526 puestos.

En el caso del cine, en el 2016 los puestos de trabajo dependientes de la razón social ascendieron a 19,271 unidades, un crecimiento de 7.8% con respecto al año anterior. Su valor es equivalente a los puestos de la industria básica del hierro y del acero, que sumaron 20,558 unidades.

Por su parte, los puestos de trabajo no dependientes de la razón social alcanzaron 9,163 unidades.

GASTO EN CINE

Dentro del gasto para adquirir bienes y servicios relacionados con la industria cinematográfica, en el 2016 ascendió a 31 millones 660,000 pesos en consumo de cine, un incremento de 15.2% con respecto al año anterior.

De manera adicional a las variables mencionadas, la CSCM ofrece por primera ocasión el monto que los no residentes gastan en cine en nuestro país. En el 2016, por cada 100 pesos gastados por los mexicanos, los no residentes gastaron 50 centavos así como las importaciones y exportaciones de másters, películas, cámaras y proyectores cinematográficos.

vgutierrez@eleconomista.com.mx