El agotamiento de los recursos naturales y la degradación del medio ambiente, así como el gasto que se efectúa para resarcir los daños ambientales por el proceso productivo de bienes y servicios son factores que empiezan a preocupar cada vez más a la sociedad y a las autoridades correspondientes.

Durante el 2014, el Producto Interno Neto Ecológico (PINE), que muestra el impacto ambiental ocasionado por la producción de bienes y servicios, representó 83.2% del PIB nacional, de acuerdo con los resultados de las cuentas económicas y ecológicas de México 2014 del Inegi.

Este nivel del PINE, que se obtiene al deducir del PIB a precios de mercado, los costos por el consumo de capital fijo y los costos imputados por el agotamiento de los recursos naturales y por la degradación ambiental, fue el mayor nivel en el periodo de estudio, que abarca del 2003 al 2014.

Los principales sectores que contribuyeron al citado 83.2% fueron del sector industrial: manufactureras (15.1%), construcción (6.0%) y minería (5.2 por ciento).

En el proceso productivo se generan costos ambientales emanados del agotamiento de los recursos naturales y de la degradación del medio ambiente. Así, el año pasado estos costos constituyeron 5.3% del PIB (910,906.5 millones de pesos); como porcentaje de la producción nacional, fue la menor cifra en el lapso de análisis y como valor absoluto, la más baja en cuatro años. De esta cifra, 4.4% correspondió a degradación y 0.9%, a agotamiento.

Lo que fleja los gastos en los que tendría que incurrir la sociedad para prevenir o remediar la disminución y pérdida de recursos naturales y el deterioro ambiental.

Del costo ambiental en el 2014, la contaminación atmosférica representó el mayor con una equivalencia de 3.2% del PIB; le siguieron los costos por agotamiento de hidrocarburos, con 0.6%; degradación del suelo, 0.5%; contaminación del agua, 0.4%; residuos sólidos, 0.3%; agotamiento del agua subterránea, 0.2%, y, por último, agotamiento de recursos forestales, con 0.1 por ciento.

Causas del impacto ambiental

En el agotamiento de los recursos naturales, destaca la disminución de tres activos naturales: recursos forestales, hidrocarburos y agua subterránea. En el primero afectó las actividades silvícolas sin manejo sustentable de los bosques, la tala clandestina, los incendios y el avance de la agricultura y la ganadería; en el segundo, agotamiento de las reservas totales, y en el tercero, la sobreexplotación.

En la degradación ambiental, las emisiones de diversos contaminantes actuaron sobre tres aire, suelo y agua. Las principales causas fueron las partículas generadas por los automotores, contaminación por residuos y contaminación de los cuerpos de agua.

Por sectores de actividad económica, el podio de los costos ambientales más elevados generados en el 2014 lo compone transportes, correos y almacenamiento (35.9% del total); agricultura, cría y explotación de animales, aprovechamiento forestal, pesca y caza (14.2%), y minería (11.7 por ciento).

[email protected]