Puebla, Pue. El gobierno del estado reveló el hallazgo de una pirámide en el cerro de Amalucan, al oriente de esta ciudad, donde se construye un parque que tendrá lagos, alberca, canchas deportivas, auditorios de usos múltiples, teatro al aire libre, entre otros atractivos, esto con un costo de 300 millones de pesos.

De acuerdo con el comunicado de la administración, el Instituto Nacional de Antropología e Historia realizó trabajos de exploración y conservación de la zona arqueológica, y determinó que esa estructura piramidal fungió como un área habitacional y un centro ceremonial.

Según los especialistas, estos hallazgos ponen a Amalucan, zona donde viven familias de clase baja y media, en una importancia similar a la de Cholula, considerada una Ciudad Sagrada.

El análisis de la zona ha permitido encontrar un área que fue ocupada como conjunto ceremonial, con montículos de dimensiones considerables alrededor de una plaza en la cúspide, así como entierros humanos con ofrendas de vasijas y objetos de piedra verde en las laderas, que indican una temporalidad aproximada del 200 aC a 600 dC, precisamente cuando Cholula logró su apogeo.

De acuerdo con la historia, para la Batalla del 5 de mayo de 1862 y durante el Sitio de Puebla, el cerro y su falda poniente fueron aprovechados para establecer trincheras y parapetos del Ejército francés para atacar Puebla.

El rescate del lugar mediante el proyecto Parque Amalucan se dio por la donación de 74 hectáreas que hizo la familia Petersen, para dar inicio a las obras en agosto del 2017.

Las obras del parque en el cerro de Amalucan están a cargo de la firma Concreta Estructuras en Concreto en conjunto con Cerro Estrella, las cuales arrancaron en agosto pasado y deben concluir en el mismo mes del año en curso.

Ya había indicios previos

En marzo pasado, integrantes del colectivo Matlalcuéitl-Alseseca y vecinos de Amalucan que se han pronunciado contra el parque afirmaron haber encontrado supuestos vestigios prehispánicos en la zona; la postura fue rechazada por la autoridad estatal.

Entre los supuestos restos que hay en la zona, de acuerdo con Gustavo Juárez Lindoro y Cristina Castillo Morales, integrantes del colectivo, están dientes completos, fragmentos óseos distintos y pedazos de loza antigua.

Juárez Lindoro manifestó que estos vestigios pudieron corresponder al periodo Preclásico o Formativo, pero “fueron encontrados por casualidad” tras obras hechas con un trascabo. “Nosotros descubrimos una osamenta que al parecer pudiera ser prehispánica, si bien no lo podemos asegurar totalmente, los indicios son bastantes fuertes, se ha encontrado cerámica antigua”, pronunció.