One Young World, el foro mundial para jóvenes líderes anunció a los ganadores del Desafío Lead2030, un proyecto internacional que invierte fondos y brinda apoyo a iniciativas dirigidas por jóvenes que trabajan para alcanzar los Objetivos de Desarrollo Sostenible de las Naciones Unidas (ODS) para 2030. Los ganadores reciben 50,000 dólares y el apoyo del socio que lidera su desafío, el cual les ayuda a ampliar su impacto para abordar algunos de los temas más urgentes del mundo.

De entre 2,200 aplicaciones provenientes de 140 países, México logró traer uno de estos premios a través del proyecto Create Porpuse una organización que mediante un programa de nutrición de cuidadores y uno de aprendizaje, promueve la prevención de las enfermedades no transmisibles en los huérfanos y niños vulnerables que viven en instituciones. Este proyecto está enfocado en el objetivo 3 de los ODS, salud y bienestar, por lo que el patrocinador del monto llegó a través de AstraZeneca.

En entrevista, Edith Carolina Soria Salguera, cofundadora de Create Purpose México y embajadora de One Young World, explica que en este caso se trabaja en la frontera México- Estados unidos, pues debido al alto enfoque en la drogadicción y la migración en esta zona, pocas personas se enfocan en las necesidades básicas y mucho menos en programas de desarrollo para los huérfanos y niños vulnerables. “Existen alrededor de 400,000 niños y adolescentes que en este momento viven ya sea en instituciones, casas hogar o incluso en situación de calle”, en México.

La idea es prepararlos para una vida cuando salgan de estos espacios y se conviertan en adultos con herramientas y una red de apoyo, por ello además se trabajan áreas emocionales, intelectuales y físicas.

De acuerdo con Edith, este premio va a permitir extender el programa que se ha llevado por dos años a los orfanatos y casas hogar. El trabajo es en dos líneas: Aprendizaje basado en proyectos y educación no formal a través de un huerto urbano y la tecnología, esto para el desarrollo de habilidades socioemocionales y específicas, incluso el reto es que en el futuro puedan encontrar un trabajo.

La otra línea es con los adultos que están a su cuidado, sabiendo que los niños y adolescentes aprenden de estas personas como si fueran sus padres, es importante enfocar el programa de nutrición y desarrollo de capacidades en ellos.

Lo que se trata es de trabajar alrededor de un huerto que sea autosostenible, los primeros seis meses a un año se enfoca a la educación e incremento de capacidades que normalmente se desarrollan cuando uno vive con su familia, después del periodo de aprendizaje se busca crecer los productos para el autoconsumo. “Con elementos saludables los niños completan este círculo que los fortalece y previene de enfermedades no transmisibles o crónico-degenerativas para la vida adulta”.

En México 3 de cada 4 personas padecen de obesidad en su vida adulta y esta es una relación muy fuerte con enfermedades, lo que impacta de manera directa a nuestro sistema de salud. “La razón por la que creamos esta organización en Tijuana es el ver esta dinámica de la ciudad donde hay una falta de pertenencia, porque somos personas que venimos de todas partes, por otro lado, Baja California es el estado con más niños y adolescentes en situación de orfandad, Tijuana es el lugar con más orfanatos y casas hogar, de los 128 que hay en el estado, alrededor de 80 se encuentran en esta ciudad”.

Edith concluye que estamos haciendo muy poco por estos niños, ya que las cifras de adopción son mínimas, por ello es fundamental continuar con programas de esta naturaleza y el premio Lead2030 permitirá dar un paso más.

El drama y soporte de los niños en frontera.

Las tres razones principales por las que los niños en la frontera llegan a una casa hogar es por el encarcelamiento, desaparición de sus padres por migración y la violencia. A esto se agrega el problema de mala alimentación por la cercanía con las grandes industrias de comida procesada en Estados Unidos.

Create Purpose ofrece un programa educativo a huérfanos y niños vulnerables que viven en centros. El equipo está conformado por profesionales y expertos voluntarios en Estados Unidos y México. El personal enfoca las operaciones al sur de la frontera, donde hay una epidemia severa de Centros para Niños u orfanatos que están mínimamente regulados.

[email protected]