Los últimos dos o tres años han sido de grandes cambios y de enormes retos para las empresas de medios y telecomunicaciones en México. Si hay alguien que sabe bien sobre esto es Televisa, que a base de atinadas estrategias y nuevos modelos de negocio ha sabido sortear estos retos e ?intentado recuperar ratings en tele abierta, así como participación de mercado en el ramo de los OTT y TV de paga.

Los cambios para Televisa?no han sido fáciles ni baratos, pues ha tenido que reestructurar gran parte de su equipo de producción. Adicionalmente, Televisa se ha tenido que arriesgar a probar nuevos programas, nuevos actores, nuevos conductores y nuevos comunicadores.

Pensar en todo esto en un momento en el cual los costos de producción se han incrementado sustancialmente y los ingresos por publicidad se han distribuido entre las nuevas y diversas plataformas es escalofriante cuando se maneja una empresa del tamaño de Televisa. Sin embargo, parece que a pesar de las adversidades, el equipo de Emilio Azcárraga ha sorteado bien la situación.

Sin lugar a dudas, una de las grandes apuestas fue el cambio total en su barra de noticieros, el cual en un principio parecía?estar dando resultados poco?favorecedores; sin embargo, como lo comenté la semana pasada, según datos de IBOPE los incrementos en audiencias en los noticieros de Televisa ?están dejando ver que los cambios han sido positivos.

En su barra de entretenimiento, los últimos días la empresa también ha comenzado a ver los frutos de estos esfuerzos. Con gran éxito la semana?pasada debutó la telenovela La Doble Vida de Estela Carrillo. Esta novela logró una audiencia de 2 millones de espectadores en su día de estreno. Bastante?emocionante el hecho por sí solo, pero las cosas no pararon ahí, pues según IBOPE, durante los siguientes cuatro días, es decir, durante la primera semana al aire, la audiencia nunca bajó de los 2 millones y para el viernes 5.3 millones de personas distintas sin duplicar estaban viendo la telenovela.

Otro gran acierto que ha generado buenos números y gran aceptación fue la llegada del conductor Conan O’Brien a nuestro país. Resulta que el famoso conductor y comediante del show Late Night de la cadena TBS nos visita para grabar uno de sus programas en un intento de mejorar la relación entre México y Estados Unidos.

Televisa aprovechó de maravilla la visita al ofrecer los?estudios de Televisa San Ángel, donde el carismático y ahora?gran amigo de los mexicanos grabó su programa Conan Without Borders: Made in Mexico y además se tomó el tiempo para participar en un episodio de la telenovela Mi adorable maldición.

Para cerrar con broche de oro y sacarle todo el jugo a este agradable visitante, Televisa?invitó a Conan a una entrevista?al noticiero de Carlos Loret de Mola, el pasado lunes, en la cual con su característico humor, el conductor estadounidense se refirió a los distintos temas que tiene en su agenda para desmentir a Trump y demostrar a los estadounidenses?las bondades de la Ciudad de México y los mexicanos. O’Brien declaró a Loret que con la grabación de este programa su objetivo es mandar a los estadounidenses un mensaje más duradero que sentarse en su show a criticar las políticas de Trump.

Esta escala por el noticiero de Loret generó a la televisora enorme tráfico en redes sociales, pues Loret con su hashtag #DespiertaconLoret fue trending topic por más de cinco horas al entrevistar a Conan y fue visto por 17 millones de personas. Su entrevista ha generado más de 135,000 reproducciones en Facebook y YouTube.

Finalmente, también con buena nota se supo que el estreno de la nueva telenovela de Televisa el pasado lunes, Enamorándome de Ramón fue visto por más de 4 millones de espectadores, cifra que la colocó como lo más visto de su horario.