Grafiteros pintaron el mural de la artista estadounidense Sarah Andersen, realizado en la calle de Mérida en la colonia Roma de la Ciudad de México. El mural fue creado como parte de un proyecto llamado Internet Walls de la compañía mexicana Pictoline. Este hecho generó indignación en redes sociales, aunque por fortuna el mural tiene una capa anti graffiti que ayudará a repararlo fácilmente.