El director, guionista, productor de cine Felipe Cazals, responsable de cintas fundamentales de la cinematografía nacional como Canoa (1966) y Las poquianchis (1976), ganador de más de una veintena de premios nacionales e internacionales, falleció el sábado a los 84 años de edad.

Así lo confirmó la noche del sábado 16 de octubre la Secretaría de Cultura federal.

“La Secretaría de Cultura lamenta profundamente el fallecimiento del cineasta Felipe Cazals, director indispensable en la historia del cine mexicano, un contador de historias que defendió las causas justas e inspiró a varias generaciones con más de 40 películas”.

El Instituto Mexicano de Cinematografía (Imcine) refrendó el compromiso para mantener vivo el legado del cineasta.

“La obra de Felipe Cazals es de la mayor trascendencia para el cine mexicano. En Imcine y Echasa refrendamos el compromiso que hicimos con él, y siempre guiados por él, de recuperar y difundir sus películas. Cazals, te vamos a extrañar y seguiremos adelante con la tarea iniciada”.

El palmarés de Cazals es de destacar. Fue galardonado con la Concha de Plata del Festival Internacional de Cine de San Sebastián por Los motivos de Luz (1985) y el Oso de Plata de la Berlinale por Canoa. Fue ganador de siete premios Ariel por cintas como El año de la peste (1980) como Mejor Dirección y Mejor Película; el mismo par por Bajo la metralla (1983).

Como documentalista también fue reconocido en nuestro país por cintas como “Digna: Hasta el último aliento” (2004), que se llevó el Ariel de Plata como Mejor Largometraje Documental. Pero también fue reconocido por su trabajo como guionista, por ejemplo en su trabajo en la cinta “Las vueltas del citrillo” (2005), cinta por la que también fue premiado como Mejor Director. 

Por si fuera poco, el realizador recibió el Ariel de Oro como reconocimiento a su trayectoria en el 2010. También recibió la Medalla Salvador Toscano en 2007.

ricardo.quiroga@eleconomista.mx

kg